Archivo de la etiqueta: Vida

Inventario

INVENTARIO-IMAGEN PÚBLICA
INVENTARIO-IMAGEN PÚBLICA

por Carolina Vargas

Me gusta mucho el divague, creo que tengo una imaginación activa por lo que se me da inventarme cosas, historias y de vez en cuando algunas mentiras. Reconozco que estoy muy verde en esto de la escritura, me hace falta oficio y disciplina, pero por alguna razón, siempre que algo me toca o conmueve un impulso desbordado me lleva a teclear hasta no detenerme. En esta ocasión el motivo que me lleva a ese extremo es muy simple…

Para cuando esto salga publicado, habré cumplido 29 años. No es que me aterre la edad o la idea de envejecer; creo yo que pese a todo he sabido sobrellevar mis años de una manera decorosa. Quizá lo que en verdad me asusta es no saber a cabalidad lo que me espera, verán de unos años para acá mi vida ha dado muchísimos vuelcos y no todos han sido favorables.

Como ya dije me falta oficio para escribir, de hecho soy muy osada al abusar de este espacio que semana tras semana me siguen concediendo tan generosamente, pero haciendo un breve recorrido por mis archivos me he dado cuenta que así dure meses sin escribir nada, mi cumpleaños siempre es motivo de reflexión y desde hace mucho tiempo, escribo alguna reflexión al respecto.

INVENTARIO-IMAGEN PÚBLICA
INVENTARIO-IMAGEN PÚBLICA

Casi siempre antes de mi cumple, me deprimo, sin importar lo entusiasmada que esté respecto al festejo o al desmadre inherente a ello, la depresión es algo que llega con una puntualidad pasmosa, una gran amiga mía me dice que eso es normal ya que un ciclo se cierra y otro inicia, recordemos que cada año es una vuelta alrededor del sol  y yo ya voy a dar 29…

Si me pongo estricta, para nada me imaginé ni en mis sueños más guajiros, llegar a esta edad de la manera en la que lo estoy haciendo. Quizá como a muchos a mí de niña me programaron para seguir un patrón de comportamiento y a cierta edad haber logrado varias cosas, y creo que hasta ahora no he logrado ninguna de las metas establecidas, será porque yo nunca seguí patrones y he sido muy testaruda, he rodado mucho y he vivido cosas que jamás me imaginé, elegí el camino más difícil quizá para hacer el viaje más interesante y en el trayecto conocer a muchísimas personas maravillosas.

Tengo 29 años y más preguntas que certezas, no tengo un camino trazado porque en las veredas siempre habrá bifurcaciones y no se puede conocer un terreno a cabalidad sino se le ha explorado por completo, tengo una vida distinta y privilegiada porque ante todo soy libre, algo que agradeceré infinitamente.

Pese a que este año ha sido el más duro y doloroso de mí vida, sé que esta difícil prueba me dejará una valiosa lección, con la consecuente dosis de sabiduría correspondiente a un largo y sinuoso camino. Me gusta pensar que después de todo esto, seré una mejor persona, ha sido una lección de vida muy dura y a pesar de todo me he mantenido siempre en pie, lo que ya habla bien de moi.

SOLEDAD-IMAGEN PÚBLICA
SOLEDAD-IMAGEN PÚBLICA

En cuanto a la celebración aun no sé cómo será, sin duda algo entrañable, porque aunque lejos de mi familia de sangre, estaré rodeada de muchísimo afecto por parte de mis amigos la familia del corazón que uno tiene la bendición de elegir. Y ya si se pudieran las complacencias, pues un pastelito estaría de huevos.

No me queda más que esperar con ansia mi vigésima novena vuelta al sol, la recibiré contenta y tranquila, ansiosa de nuevos retos y muchísimas experiencias…porque ya lo decía la señora Gump… “Life was like a box of chocolates. You never know what you’re gonna get.”

Anuncios

XV años

RELOJ DE ARENA-IMAGEN PÚBLICA
RELOJ DE ARENA-IMAGEN PÚBLICA

por Deysi Sánchez

Para Anel

Cumplir XV años siempre será un acontecimiento esperado por toda mujer y no precisamente porque todas quieran tener una fiesta para celebrarlo, sino que cumplir XV años significa romper con la inocencia infantil para volverse una mujer. No importa que la regla haya llegado desde tres o cuatro años antes; cumplir los XV años representa dejar florecer la sensualidad. 

Muchas niñas tienen la ilusión de tener un vals y jugar al primer amor con el chambelán principal. Otras simplemente prefieren tener dinero o viajes, pero no perdonan que esa fecha pase desapercibida. Todas las niñas quieren que el día que cumplan quince años sea especial. He visto cumplir quince años a muchas niñas, la mayoría llenas de sueños, de ilusiones y de pasiones. Pero también he visto convertirse esos sueños en polvo. 

Anel tiene quince años, es realmente linda, heredó los rasgos de su padre, los ojos de su abuela, las caderas prominentes de sus tías y las ojeras de su madre. Cumplió sus quince años sin festejos, sin dinero y sin viajes, en cambio ella trabaja para conseguir lo que desea, estudia y trabaja al mismo tiempo, así ha sido desde algunos años atrás. 

RELOJ DE ARENA-IMAGEN PÚBLICA
RELOJ DE ARENA-IMAGEN PÚBLICA

¿Por qué hablo de Anel? Porque ella es diferente a todas las quinceañeras que he conocido, porque su regalo fue adquirir fortaleza, esa fortaleza que brindan las perdidas, le ha tocado perder y quedar pendida de un hilo que ella misma habrá de trabajar para nunca romper porque es el único sostén que le ha quedado. 

Yo escuché cuando le anunciaron la perdida de uno de sus pilares más grandes que puede tener cualquier ser humano, escuché su voz quebrada por el llanto cuando la enteraron de la muerte de su padre, la vi doblada de dolor, y pude adivinar en sus ojos lo que estaba pensando, lo que estaba sintiendo. Yo fui espectadora de su dolor, quise reconfortarla pero con su perdida también perdí yo.  

A pesar de todo la vi soportar de manera elegante ese dolor, sin dramas, sin escenas, con prudencia y valentía siguió con su vida. La vi sonreír y me sentí feliz porque si ella está tranquila yo puedo estarlo también. 

Quinceañera como lo es, tenía una ilusión, ese amor de niños que todos tuvimos en la adolescencia. Tuvo un novio, tal vez su primer amor, tal vez sólo su primera ilusión, no lo sé. Y me tocó enterarme otra vez de una perdida. Aquella ilusión se consumió, se apagó como las velas que por el viento se apagan, velas que tienen mucha cera que arder pero que ya no hay lumbre que logre prenderlas otra vez. 

RELOJ DE ARENA-IMAGEN PÚBLICA
RELOJ DE ARENA-IMAGEN PÚBLICA

Por rumores me enteré que aquél otro pilar se derrumbó, dejándola una vez más a la deriva. Dejándola otra vez con las ilusiones rotas. No sé si ella lea esto, quisiera que lo hiciera, porque de esa forma sabrá que aunque no soy un gran apoyo la ayudaré a sostenerse aunque yo tenga pocas o nada de fuerzas. 

Todas hemos pasado por esos quince años que de alguna forma nos han marcado. Y a Anel la marcarán también para toda la vida y llevará las marcas que ahora duelen, pero que la convertirán en lo que cualquier quinceañera quiere llegar a ser: una mujer fuerte, una gran mujer. 

Blue by you…

Nuestro error

Medio Ambiente - Imagen pública
Medio Ambiente – Imagen pública

por Mai Hernández

Hace unos días me encontré con unos vecinos que me detuvieron para preguntarme si pertenecía a alguna institución en defensa del medio ambiente, a lo que yo les contesté que no; se miraron entre sí con expresión de desconfianza, guardaron silencio por unos segundos y me empezaron a comentar acerca de un incidente que había sucedido hace un mes en un jagüey de mi comunidad, pues una lavandería tapó el drenaje público y el agua negra fue encausada por autoridades municipales hacia un área donde había vida silvestre, que ahora ya está muerta.

Te comento esto, amigo lector, no para que digas: “pues qué gente tan irresponsable”. Si lo digo es para reflexionar acerca de ese error que tenemos como personas, como familia, como comunidad; sin ofender a mis vecinos, cuántos de nosotros pensamos que el cuidado del medio le corresponde a otro, que si no tienes a alguien con un respaldo “público” no haces algo al respecto. A menudo se piensa: “Que el pinche gobierno haga su trabajo, por eso le pagamos”, y yo te diría: ¿te acuerdas del medio ambiente sólo cuando te falta agua en casa, cuando te cortaron la luz, cuando no tienes dinero en que gastar, sólo te acuerdas de tu medio cuando precisamente el gobierno viene a decirte: “privatizaremos el agua, la luz, el petróleo porque nosotros no somos eficientes ni eficaces”? Hasta ese momento te preocupas porque sabes que si lo hacen tendrás que pagar más. Es decir, no te afecta directamente porque es el derecho público sino porque te apretará el bolsillo; tal vez este texto se escuche como el desahogo de mis frustraciones al ver que en mi cara han tirado árboles que tardaron varios años en crecer, que crecieron junto con mis abuelos, o de como veo desperdiciar agua a cantaros como si nunca se terminara.

Pero mejor actuemos, y como dijera Gabriela Mistral:

“Donde haya un árbol que plantar, plántalo tú. Donde haya un error que enmendar, enmiéndalo tú. Donde haya un esfuerzo que todos esquivan, hazlo tú. Sé tú el que aparta la piedra del camino”.

Si podemos hacer algo será cuando nosotros reconozcamos nuestro error y tengamos en cuenta que el trabajo es de cada uno, ya lo había mencionado en el artículo anterior, pero ahora lo hago con más énfasis: no consideremos el cuidado de nuestro ambiente una moda ni tampoco un hobbie, ¿por qué no mejor lo consideramos un hábito? Sólo sal de casa, de tu trabajo, de tu escuela y mira a tu alrededor, observa, huele, palpa tu entorno, siente el aire rozar tu piel, ve el árbol crecer, las flores velas danzar en su forma y color, siente la tierra tocar tus pies, observa a los animales respirar de la misma forma en que tú lo haces, respétalos como lo que son, parte de tu vida diaria, y no como un accesorio. Si nosotros hacemos lo que nos corresponde, la naturaleza será agradecida en reciprocidad.

Medio Ambiente - Imagen pública
Medio Ambiente – Imagen pública

¿Crees que el medio ambiente sólo es “no desperdicies el agua” o “cuida el medio ambiente”? No sólo significa eso sino también pensar en nuestro futuro y el de los demás.

¿Qué tal si comenzamos con nuestro propio cuerpo? ¿Sabes si tu cuerpo recibe lo necesario para estar sano, si tu cuerpo recibe alimentos libres de tóxicos? Medita estas preguntas, que se quede de tarea. Daremos pasitos de bebé, pequeños, para poder ser mejores agentes de cambio.

Cambio y fuera.