Archivo de la etiqueta: La Sociedad

Wert pone en la mira a la universidad pública como su objetivo a destruir

José Ignacio Wert - Imagen pública
José Ignacio Wert – Imagen pública

por Justo Bueno Ingelmo

Tras implantarse la LOMCE contra la voluntad de la práctica totalidad de la comunidad educativa, José Ignacio Wert ha anunciado una próxima reforma universitaria, y aunque aún no está definida ni su forma ni su alcance parece claro que irá en dirección opuesta a la ahora seguida. El ministro pretende dar un golpe de estado dentro de las universidades públicas, vulnerando sus principios fundamentales de funcionamiento democrático y su finalidad como vía para la consecución de la justicia social, y creación y difusión del pensamiento y la ciencia.

José Ignacio Wert tiene un plan para los universitarios españoles: que se endeuden para hacer frente al pago de sus estudios. La última ocurrencia del ministro de Educación es una copia del modelo estadounidense que ha llevado a la ruina a miles de familias al ser incapaces de asumir el pago de la deuda contraída con los bancos. Los últimos datos revelan que el 27% de los universitarios de E.U. que pidieron un préstamo no podrán pagarlo.

José Ignacio Wert - Imagen pública
José Ignacio Wert – Imagen pública

Los dirigentes universitarios, que están dispuestos a aceptar «una racionalización de las estructuras de gobierno y una adecuación de las titulaciones universitarias a las demandas de la sociedad», rechazan de pleno el “modelo ejecutivo e intervencionista”. El conjunto de la comunidad universitaria, personal en general y estudiantes, viven un momento de urgencia similar al que se está desarrollando en Grecia, Italia o Portugal, donde las universidades públicas están siendo objeto de reformas que persiguen objetivos comunes: la conversión de las universidades públicas en centros de formación profesional de mano de obra flexible y adaptable a la voluntad de maximizar el beneficio empresarial, subordinando la producción científica a un idéntico fin. Todo ello se conseguiría eliminando las formas de decisión y gobierno democrático existentes en las universidades públicas, precarizando la mano de obra y reduciendo las plantillas universitarias y sometiendo a las y los estudiantes al endeudamiento permanente (la ya conocida burbuja de préstamos de estudio) para poder sufragarse la educación superior.

Son estos los fines que se contienen en el informe de la “Comisión de expertos”, constituida por el Ministerio, cuyas propuestas de reforma parten de un diagnóstico erróneo y poco fundamentado de la realidad de las universidades públicas, para plasmar unas ideas marcadas por una profunda ideología autoritaria, neoliberal y mercantilista, que colocará a nuestras universidades, nuestra investigación y nuestro estudiantado en la senda del subdesarrollo educativo y científico. Las propuestas son una vuelta de tuerca más sobre el ahogamiento financiero al que se está sometiendo a las universidades públicas desde el Gobierno, así como al acoso económico que se mantiene sobre los estudiantes, con la subida de las tasas y la reducción del número y de la cuantía de las becas.

Universidad pública - Imagen pública
Universidad pública – Imagen pública

→Modelo de Universidad Pública

Un modelo de universidad pública basado en una formación básica, polivalente y crítica como forma de acceso al saber complejo y siempre abierto; un sistema universitario de sólidas bases democráticas que garanticen la autonomía y la independencia de las universidades públicas y las relaciones de cooperación y colaboración entre ellas; una universidad orientada al servicio de la sociedad, la formación de científicas y científicos capacitados para investigar e innovar en el proceso de construcción del modelo socio-económico equitativo; un modelo educativo centrado en la enseñanza gratuita, con becas para que la situación económica nunca sea un impedimento para el libre desarrollo del derecho a la educación superior; un modelo transversal de servicio público basado en las relaciones de trabajo estable y de calidad para los trabajadores y trabajadoras de las universidades públicas; unas universidades con un gobierno propio efectivo, estructurado de procesos democráticos basado en la participación y la transparencia , que permita el permanente contacto de la comunidad universitaria junto con el con el conjunto de la sociedad, desde los colectivos socio-económicos, para que la función social de la institución sea una realidad.

Anuncios

Inadaptación novelada

El guardián entre el centeno-Especial
El guardián entre el centeno-Especial

por Andrea Garza Carbajal

En 2010, a los 91 años de edad J.D. Salinger moría por causas naturales en un pequeño poblado de los Estados Unidos, tras vivir casi 50 de encierro voluntario en su casa. Escritor que causó revuelo en los años cincuentas, que marcó a una generación de adolescentes provocando su admiración y el repudio de los sectores más conservadores… ¿Qué lo motivaría a permanecer aislado el resto de su vida? Quizá el encontrarse en una sociedad a la que le resultaba imposible adaptarse.

Adaptación: idealmente todos deberíamos hacerlo en algún momento para integrarnos a la sociedad y procurar su funcionamiento. En la adolescencia las personas lo intentan, ajustando su personalidad a las demandas sociales, tratando de evitar el aislamiento. Pero en esta transición surge la rebeldía y el cuestionamiento, algo inherente a la edad, y por tanto obedece más al instinto que a la razón, volviéndose la mayoría de las veces, una rebeldía desechable, mal enfocada e impersonal, perteneciente a una conciencia colectiva y homogénea. Este colectivo adolescente pocas veces llega a rebelarse ante algo que no ataña directamente a su pequeño egocéntrico mundo. ¿Pero que pasaría si un adolescente, antes de intentar siquiera adaptarse, primero cuestionara su entorno de una forma inteligente y crítica? Bueno, probablemente ese adolescente se llamaría Holden Caulfield y sería el personaje creado por Salinger en El guardián entre el centeno.

Publicada en 1951, la novela inicia con la expulsión de Holden de un exclusivo colegio particular a causa del desinterés que siente hacia casi todas las materias. Antes de llegar a casa de sus padres con la noticia, decide tomarse unos días por su cuenta abandonando la escuela antes de tiempo para pasear por Nueva York. De una forma irreverente y sarcástica, Holden irá relatando sus experiencias, criticando siempre la frivolidad, hipocresía y mezquindad de sus congéneres, profesores y demás personas con las que se topa, volviendo su escapada una triste y deprimente revelación de estar inmerso en una sociedad putrefacta. Sin embargo, será la persona menos esperada quien le dé a su visión pesimista un enfoque más alentador. 

JD Salinger-Portrait Session
JD Salinger-Portrait Session

La obra fue recibida con diferentes reacciones en su época. Para algunos, la típica forma adolescente de hablar del protagonista (quien realiza toda la narración) resultó inmoral, por las palabras altisonantes, referencias sexuales, sarcasmos, etc. Pero lo que más ofendió fue su constante crítica hecha con un tono irreverente y retador. Entonces se volvió un éxito entre la juventud norteamericana y continúa siéndolo, además de una lectura obligada en las escuelas públicas. Resultó un paradigma, ya que daba una voz a los adolescentes, reflejando su confusión e inconformidad. Pero más allá de eso, la novela muestra una profunda decepción hacia la sociedad de la época.

El personaje idealmente representaría a los valores adolescentes. Es un joven de gran inteligencia al que le gusta leer y posee cierto grado de instrucción. Sin embargo no es académico, pues su propia rebeldía le hace cuestionar a las exclusivas instituciones a las que ha pertenecido y  a aquellos que las encabezan. Cuestiona a los valores adultos tanto como a sus congéneres. No desperdicia su rebeldía con motivaciones absurdas, sino que busca con desesperación aquello que lo saque de la corrupción de la que se ve rodeado. En este proceso dará traspiés, se desesperará, tendrá la urgencia de abandonarlo todo con una clara necesidad de evasión. Holden resulta un adolescente atípico, pero a fin de cuentas adolescente. Su constante confusión por tratar de entender al mundo, su repulsión ante lo que le representa, vuelven muy difícil su adaptación. ¿Pero qué pasará cuando este periodo termine y el joven Holden se convierta en adulto? Tal vez su adolescencia termine cuando olvide todas sus dudas y se adhiera al resto del mundo o quizá cuando acepte que es imposible encajar en una sociedad sin futuro, y que la única opción es mantenerse alejado de ella.

Salinger, algunos años después de la publicación de su polémica y exitosa novela, poco a poco fue recluyéndose, perdiendo contacto con el resto del mundo. De vivir en un céntrico apartamento en Nueva York, se mudó a una casa de un pequeño poblado. Las entrevistas que concedía se comenzaron a volver más esporádicas al igual que la publicación de sus libros, las visitas dejaron de ser frecuentes hasta que aparentemente, se cansó del mundo y decidió excluirse de él. A pesar del interés que generaba entre los periodistas, que trataban de saber si aún escribía o los detalles de su vida privada, Salinger los alejó, permaneciendo en el mutismo hasta su muerte.

JD Salinger by Antony Di Gesu
JD Salinger by Antony Di Gesu

Hay diferentes clases de inadaptación, este es del tipo inofensivo para la sociedad pero que condena a quien lo padece. El futuro de Holden, tal como se lo pronosticará un personaje, podrá resultar en frustración y mediocridad o la elevación de sus fortalezas. Dependerá hacia dónde dirija los sentimientos que le aquejan. Entonces, ¿Cuál será su destino? Bien, elucubrar sobre el porvenir de un personaje resulta aún más ocioso que hacerlo sobre una persona. Mejor quedarse con el adolescente creado por Salinger, aún incapaz de adaptarse al mundo y con la incertidumbre de  poder hacerlo, pero que no deja de ser crítico con su entorno, en la constante búsqueda de algo mejor.