Archivo de la etiqueta: Información

La apuesta del poder por la desigualdad social

Economía - Imagen pública
Economía – Imagen pública

por Justo Bueno

Es evidente el amplio rechazo ciudadano y masivas resistencias populares frente a la situación de desigualdad social, reforzada por la crisis económica y la política dominante de austeridad. Sus consecuencias más directas son el paro insostenible, la reducción del poder adquisitivo de los salarios medios y bajos, además de un acentuado recorte de los servicios públicos como sanidad, enseñanza, protección social y las prestaciones legítimas de pensiones y desempleo.

La deslegitimación de los poderes públicos, por su gestión anti-progresiva, culpando y exigiendo responsabilidades a los no causantes de la crisis económica, plantea un cambio de rumbo, más antisocial y menos democrático. Así, es crucial el desarrollo de la pugna cultural por la legitimidad de la actuación de los distintos agentes respecto de la desigualdad social.

La clase política, muy lejos de la social y académica, acentúa la desigualdad, sus consecuencias y sus causas, que están produciendo en la ciudadanía una desconfianza sobre algunos agentes sociales y políticos alejados de los interesados en su reducción; para ello es necesario aplicar medidas apropiadas para revertirla y construir un modelo económico, una sociedad social más igualitaria, con sistema político e institucional más democrático y menos corrupto. Que luche contra esta gestión antisocial, autoritaria, que reconoce parcialmente la realidad de la desigualdad social y el malestar ciudadano, intentando eludir sus responsabilidades y desviar el camino, socialmente más adecuado, para revertirla.

Dada la gran legitimidad ciudadana para tener un gobierno que se preocupe de la reducción del paro y la creación de empleo decente, así como el gran pacto de los derechos socio-laborales, la protección social y el Estado de bienestar, pero el Gobierno (y sectores afines) intenta anclar su política neoliberal haciéndola pasar como medio necesario e inevitable para esos objetivos. Sus medidas de destrucción de empleo, las reformas laborales inquisitorias o la reducción de la protección al desempleo sin motivos que lo justifiquen, dicen que son mecanismos para ‘crear empleo’, como único fin generar división entre la gente empleada y parada. Un gobierno ilegitimo de recortes sociales en protección social, pensiones, educación o sanidad y el proceso de deterioro de los servicios públicos no nos presenta como un medio para la ‘sostenibilidad’ del Estado de bienestar.

Desempleo - Imagen pública
Desempleo – Imagen pública

Un gobierno cuyas ideas de que el empleo (de mañana o de otra década ) se crea con el mayor desempleo de hoy, o que el Estado de bienestar se asegura desmantelándolo, no son aceptables para la mayoría ciudadana, a pesar de la gran ofensiva mediática que se hace desde los medios de comunicación. Esa disociación discursiva y ética de pretender justificar unas medidas regresivas como medios (negativos) para unos fines (positivos) de bienestar no termina de cuajar en la mayoría de la población, que manifiesta su desacuerdo con su carácter injusto y antisocial.

Los portavoces progubernamentales son capaces de imponer la idea de que son sacrificios parciales y provisionales, en aras de un futuro mejor o para el interés general. Es más realista la idea que sigue compartiendo la ciudadanía indignada de que esas políticas regresivas son más coherentes con sus auténticos fines: por un lado, la reapropiación de riquezas y poder por las oligarquías económicas y políticas, y, por otro lado, la ampliación la desigualdad de la mayoría de la población, con una posición más precaria, subordinada e injusta.

Igualmente, las principales instituciones internacionales, como la OCDE (Que vaya tela con el nombre), aun reconociendo elementos extremos de la desigualdad, pretenden neutralizar las opciones para su transformación, eludir las responsabilidades del mundo empresarial e institucional y situar su (pretendida) solución en los sobre esfuerzos individuales de la población: la ‘empleabilidad’, echando la responsabilidad del desempleo masivo en la inadaptación profesional de trabajadores y trabajadoras; o bien, a la opción de más esfuerzo educativo de los jóvenes, cuando existe una generación muy cualificada académicamente sin poder encontrar empleo decente y se redobla la desigualdad de oportunidades ante los auténticos problemas educativos.

Manifestacion Democracia Real Ya - Imagen pública
Manifestación Democracia Real Ya – Imagen pública

Grandes instituciones y Gobiernos Europeos insisten en la continuidad de la austeridad, con sus efectos desigualitarios y de empobrecimiento, particularmente en el Sur, a la vez que intentan sortear los procesos de deslegitimación popular. El mayor riesgo para los poderosos es la aparición de dinámicas de resistencia popular y democrática que cuestionen la estabilidad de su hegemonía política e institucional. Es cuando el poder establecido redobla su ofensiva política, autoritaria y mediática, frente a la reafirmación de la legitimidad ciudadana y la capacidad movilizadora y representativa de los movimientos sociales progresistas o agentes sociopolíticos que, al amparo de una amplia cultura cívica, cuestionan sus estrategias y su gestión liberal-conservadora.

Se establece una lucha cultural y sociopolítica, soterrada o abierta, con gran desigualdad de poder y de futuro incierto, entre la ciudadanía activa, con fuerte apoyo popular, la oligarquía de los poderosos, mientras permanecen confusos, pasivos o temerosos, sectores significativos de la sociedad. El proceso de deslegitimación de la desigualdad social, en España y a nivel europeo y mundial, ya ha comenzado. El pueblo informado y bien dirigido será capaz de restablecer la paz social y económica.

Anuncios

Nuestro error

Medio Ambiente - Imagen pública
Medio Ambiente – Imagen pública

por Mai Hernández

Hace unos días me encontré con unos vecinos que me detuvieron para preguntarme si pertenecía a alguna institución en defensa del medio ambiente, a lo que yo les contesté que no; se miraron entre sí con expresión de desconfianza, guardaron silencio por unos segundos y me empezaron a comentar acerca de un incidente que había sucedido hace un mes en un jagüey de mi comunidad, pues una lavandería tapó el drenaje público y el agua negra fue encausada por autoridades municipales hacia un área donde había vida silvestre, que ahora ya está muerta.

Te comento esto, amigo lector, no para que digas: “pues qué gente tan irresponsable”. Si lo digo es para reflexionar acerca de ese error que tenemos como personas, como familia, como comunidad; sin ofender a mis vecinos, cuántos de nosotros pensamos que el cuidado del medio le corresponde a otro, que si no tienes a alguien con un respaldo “público” no haces algo al respecto. A menudo se piensa: “Que el pinche gobierno haga su trabajo, por eso le pagamos”, y yo te diría: ¿te acuerdas del medio ambiente sólo cuando te falta agua en casa, cuando te cortaron la luz, cuando no tienes dinero en que gastar, sólo te acuerdas de tu medio cuando precisamente el gobierno viene a decirte: “privatizaremos el agua, la luz, el petróleo porque nosotros no somos eficientes ni eficaces”? Hasta ese momento te preocupas porque sabes que si lo hacen tendrás que pagar más. Es decir, no te afecta directamente porque es el derecho público sino porque te apretará el bolsillo; tal vez este texto se escuche como el desahogo de mis frustraciones al ver que en mi cara han tirado árboles que tardaron varios años en crecer, que crecieron junto con mis abuelos, o de como veo desperdiciar agua a cantaros como si nunca se terminara.

Pero mejor actuemos, y como dijera Gabriela Mistral:

“Donde haya un árbol que plantar, plántalo tú. Donde haya un error que enmendar, enmiéndalo tú. Donde haya un esfuerzo que todos esquivan, hazlo tú. Sé tú el que aparta la piedra del camino”.

Si podemos hacer algo será cuando nosotros reconozcamos nuestro error y tengamos en cuenta que el trabajo es de cada uno, ya lo había mencionado en el artículo anterior, pero ahora lo hago con más énfasis: no consideremos el cuidado de nuestro ambiente una moda ni tampoco un hobbie, ¿por qué no mejor lo consideramos un hábito? Sólo sal de casa, de tu trabajo, de tu escuela y mira a tu alrededor, observa, huele, palpa tu entorno, siente el aire rozar tu piel, ve el árbol crecer, las flores velas danzar en su forma y color, siente la tierra tocar tus pies, observa a los animales respirar de la misma forma en que tú lo haces, respétalos como lo que son, parte de tu vida diaria, y no como un accesorio. Si nosotros hacemos lo que nos corresponde, la naturaleza será agradecida en reciprocidad.

Medio Ambiente - Imagen pública
Medio Ambiente – Imagen pública

¿Crees que el medio ambiente sólo es “no desperdicies el agua” o “cuida el medio ambiente”? No sólo significa eso sino también pensar en nuestro futuro y el de los demás.

¿Qué tal si comenzamos con nuestro propio cuerpo? ¿Sabes si tu cuerpo recibe lo necesario para estar sano, si tu cuerpo recibe alimentos libres de tóxicos? Medita estas preguntas, que se quede de tarea. Daremos pasitos de bebé, pequeños, para poder ser mejores agentes de cambio.

Cambio y fuera.