Archivo de la etiqueta: Héctor Azar

Jazz en escena: Último día del FIT Héctor Azar

Tras varios años desde su participación en el Festival internacional de Puebla junto con Chick Corea, Antonio Sánchez se presentó en Museo San Pedro junto con su banda para ser uno de los eventos de cierre del Festival Internacional de Teatro Héctor Azar.

Antonio Sánchez & Migration hicieron vibrar las paredes coloniales con su jazz enérgico e inmersivo, logrando que se siguiera en ritmo durante todo el show.

Aquí tenemos una galería de imágenes sobre este gran espectáculo que dieron ayer por la noche.

Anuncios

Marionetas en el circo: Último día del FIT Héctor Azar

Desde República Checa se presentó en el Domo de Rodará el maestro Pavel Vangeli, un experto en el arte de las marionetas que los niños (y también los adultos) disfrutaron sin parar por alrededor de una hora en la que se contaron historias de la vieja Europa.

Aquí les tenemos una colección de imágenes que los hará recordar este acto del Festival Internacional de Teatro Héctor Azar.

El lago de los cisnes:Último día del festival Héctor Azar

La belleza de la danza fue parte del día final del Festival Internacional de Teatro Héctor Azar, en el marco del cual pudimos presenciar El lago de los cisnes interpretado por la compañía del Teatro Ruso.

Abarrotado el Auditorio de la Reforma, los bailarines demostraron la disciplina y porte que tienen al dar una función de uno de los ballets más famosos y reconocidos del mundo.

Nada hay que decir más allá. La danza excede a las palabras y por ello, para quienes no pudieron apreciarlo en vivo, aquí les tenemos algunas imágenes de la puesta en escena. 

Ícaro en el cielo de Puebla:Noveno día del FIT Héctor Azar

Este fin de semana se puede ver en la explanada del Centro Integral de Servicios la obra El vuelo de Ícaro, de la compañía La fura dels baus.

Este espectáculo es una delicia visual, una narración magna de ese mito griego traída a la actualidad por medio de pirotecnia y música que resuena en el aire y viaja hasta los ojos y oídos de los asistentes para llenarlos de formas, colores, luces: memorias de un vuelo que se hace por medio de los actores, a través del asombro que produce la majestuosidad de los elementos que usan para contarlas.

El vuelo de Ícaro es una de esas muestras donde aspectos técnicos y escénicos se combinan a la perfección para arrojar al espectador en un mundo de ensueño que difícilmente se quiere dejar ir.

Circo, maroma y teatro: Noveno día del FIT Héctor Azar

Redoble de tambores, se apagan las luces, todos a la expectación, ¡qué comience el espectáculo! Risas, aplausos, respiraciones contenidas, malabares, música y sobre todo mucha magia fue lo que vivimos en este noveno día del festival de Teatro Héctor Azar.

El Domo Geodésico es el escenario de varios de los espectáculos que se presentaron el día de hoy. Ubicado en el Zócalo de Puebla a las 17 horas se presentó Boris Chauck, compañía circense alemana.

Del escenario salía un simpático payaso que tocaba el clarinete, hacía malabares con las notas, de la misma manera que con cuchillos, pelotas, pañuelos y demás. Posteriormente dio lugar a una compañía de circo poblana, todo esto también dentro del marco del 17 festival de circo Rodará.

Asimismo, a las 20 horas en el Teatro Principal se presentó Travelling de la compañía La Arena, estos acróbatas argentinos presentaron en escena un circo experimental que fue acompañado con recursos diversos como cámara en vivo y el cortometraje. Un espectáculo que nos presentó sus mecanismos de funcionamiento, de estética urbana, Travelling es un viaje que lleva al máximo la resistencia del cuerpo de sus acróbatas.

Octavo día del FIT Héctor Azar

En la recta final del Festival Internacional de Teatro Héctor Azar se siguen dando grandes sorpresas. Este viernes se presentaron muchas obras y aquí les tenemos las imágenes de cada una de ellas.

A las cinco de la tarde en el patio de Casa de cultura, desde Chile, se presentó la compañía Teatro de ocasión con la puesta para niños Una mañanita partí, en la cual la imaginación se hace fundamental para narrar una historia de sueños y deseos fantásticos como los anhelos de los pequeños.

Al mismo tiempo pero en el zócalo de la ciudad, bajo el Domo instalado por Rodará, las familias pudieron presenciar el show de malabarismo denominado Circo Patafísco (haciendo alusión al movimiento de parodia fundado entorno a la obra de Alfred Jarry) que no dejó de sorprender a los asistentes.

También en el zócalo, a las seis de la tarde, Rodará presentó el espectáculo Ángeles de talavera, que por medio de cuadros alegóricos a la ciudad combinados con actos circenses (terrestres y aéreos) detuvo a los paseantes para que fueran parte de esta celebración a Puebla.

Una hora más tarde, teniendo como recinto el Teatro de la ciudad se montó Adiós Carlota, una obra de marionetas que relata el amor de Carlota por Maximiliano, esas figuras imperiales que en México encontraron la fatalidad en el siglo XIX, dejando, para bien o para mal, una gran marca en la historia nacional.

Simultáneamente, en la sala Juan Tinoco de Casa de cultura, Este recuerdo ya nadie te lo puede quitar reunió a un centenar de personas. Ésta es una obra intimista, ligada a la experiencia de sentir que se está dentro de la escena donde un grupo de actores comparan sus interpretaciones y se juzgan unos a otros.

Finalmente, a las ocho de la noche en la sala Luis Cabrera de la misma Casa de cultura, el grupo teatral TETIEM presentó su Ya no quiero jugar contigo hijo de puta, puesta en escena que denuncia excesos y pecados de la vida diaria en México, lanzando una crítica fuerte al gobierno y sus políticas para controlar la violencia de la que todos sufrimos directa o tangencialmente.

 

 

Me enamoré en Troya: Séptimo día del FIT Héctor Azar

La guerra acelera las cosas, las hace correr con la velocidad de quien monta un caballo en sueños. Un drama que en tiempos de paz llevaría años en la guerra puede suceder en unas cuántas noches. No hay escapatoria, la guerra es un poderoso vórtice que todo arrastra, que todo consume.

Nos encontramos en Troya, en uno de los últimos días de un asedio que ha durado diez años a causa de una reina de dudosas costumbres. Pero quizá Troya sea la verdadera causa, a todos llama, a todos quiere acoger en su seno, no fue Paris el que incitó a Helena a pecar, sino la atracción que ejercía la ciudad de altas murallas. Es en estos días donde se desarrolla el inconcebible amor de Troilo, príncipe troyano por Crésida, hija de un sacerdote troyano. A pesar de que proclamen la posibilidad del amor veremos que será imposible tal hecho, no hay lugar para algo tan puro o bello en una ciudad como lo es Troya, porque esta ciudad ya ardía aún antes de que el majestuoso caballo penetrara victoriosamente dentro de sus murallas.

La dramaturgia corre a cargo de Ximena Escalante junto con la dirección de Martín Acosta y nos presentan una interesante reinterpretación del drama de William Shakespeare: “Troilo y Crésida”. La acción es violenta, sádica, vertiginosa, los actores aparecen y desaparecen en esta estructura caótica, se escuchan los cantos prolongados que anuncia la resignada Casandra, la desenfrenada lujuria de Paris, dramas de altas esferas que entran en contacto con las pasiones más viles y que los hace tan parecidos a los simples mortales.

Al finalizar la obra, los actores nos concedieron un momento para hablar sobre la obra:

CC: ¿Cuál fue el principal reto de montar en escena algo tan diferente a lo que estamos acostumbrados a ver en el teatro de Shakespeare o con temas de griegos y troyanos?

Me enamoré en Troya: Como lo hemos mencionado la dupla Martín-Ximena es una dupla muy fresca que tienen una estética parecida que utilizan o les gusta utilizar elementos parecidos en sus obras. Martín es un director que le gusta experimentar, que sus actores le propongan, que estén acompañándolo en el viaje y que sus actores le presentemos ideas para que él las junte en su cabeza y podamos hacer lo que vieron hoy. Es un laboratorio donde experimentamos con el cuerpo, la voz, la música y usar esta estructura que nos permiten mucho juego, y es lo interesante de trabajar con Martín, la capacidad lúdica que te permite incluir lo que has aprendido o lo que tú piensas acerca del texto y la cosmovisión que está manejando en una estética en concreto y como actor es fascinante porque verdaderamente estás creando.

CC: De los días que lleva el Festival de Teatro ¿han podido ver algunas obras?

Me enamoré en Troya: No, llegamos ayer muy tarde como a las doce y apenas pudimos ensayar y mañana habrá que volver a montar la obra.

La obra tendrá otra función el día de hoy 28 de noviembre a las 19 horas en el San Pedro Museo del Arte.

OF MUSIC AND LOVE, HONRANDO AL BARDO: Mario Iván Martínez en el sexto día del FIT Héctor Azar

No importa cuánto tiempo nos separe de él, la literatura de William Shakespeare siempre nos parecerá contemporánea. El día de ayer, 26 de noviembre se presentó en el Teatro Principal la obra Of music and love honrando al Bardo. Homenaje a William Shakespeare, 450 años interpretado por el grupo Armonicus cuatro, integrado por Mario Iván Martínez, Lourdes Ambriz, Nurani Het y Martín Luna.

La polifonía de los cantos medievales e isabelinos, la irreverencia de los cantos populares, la tragedia de Lucrecia, la maldad de Ricardo III, el ensoñador mundo de Sueño de una noche de Verano y sobre todo, la increíble fuerza expresiva de los versos de William Shakespeare.

A lo largo de la obra se nos ilustró el mundo del bardo inglés, mediante canciones, interpretación de fragmentos de obras o de sonetos, relatos de la vida de los personajes ilustrados o aludidos en sus obras, todo para construir un viaje en el tiempo hacia la Inglaterra de su majestad la reina Isabel I.

Al finalizar la obra Mario Iván Martínez pudo conversar un momento con nosotros:

CC: ¿Qué le ha aportado William Shakespeare en su carrera?

Mario Iván Martínez: La primera vez que vi a mi madre actuando fue interpretando a la reina Titania en “Sueño de una noche de verano” en el Palacio de Bellas Artes con todo el cuerpo de ballet del INBA interpretando a las haditas. Después tuve la fortuna de interpretar a Yago en “Otelo” en la Compañía Nacional de Teatro e irme a estudiar a Inglaterra con la Compañía de Música y Arte Dramático de Londres donde me contagiaron más el gusto por este autor que naturalmente como actor a quién le dan pan que llore. Como mencionaba hace rato, el reconocimiento que se le hace a Shakespeare no es sólo un factor ideológico, intelectual sino el gran contenido humano que hay en sus obras desde las más tremendas aberraciones, el asesinato hasta las más excelsas virtudes, la gratitud, la generosidad, el amor filial están representados en los más disímiles personajes y la capacidad que él tiene de sentir en carne propia lo que sienten personajes tan diversos desde Julieta una niña enamorada de unos catorce, dieciséis años a un Ricardo III el villano más retorcido de la historia, un drama histórico como Enrique V hasta el panzón Falstaff que no nos deja de hacer reír en “Las alegres comadres” o “Enrique IV”. Me ha dejado grandes posibilidades interpretativas inagotables y lo que le deja al actor es la posibilidad de personajes durante toda tu vida, puedes interpretar a Romeo cuando tienes dieciséis o veinte años hasta el Rey Lear si tienes fuerza todavía. Tiene personajes para toda la vida.

CC: Muchas gracias Iván.

La voz humana: Jean Cocteau en el FIT Héctor Azar

Karina Gidi
Karina Gidi

El silencio se hace menos denso, menos pesado, menos agotador cuando sabemos que llegará a su fin, cuando tenemos la firme certeza de que este será aniquilado por la voz que tanto hemos anhelado escuchar, no importa qué nos diga, nos aferraremos a ella como a un clavo ardiente, con la convicción de que su voz nos salvará de ese torbellino que todo lo traga.

El día 26 de noviembre se presentó en el Teatro Principal La voz humana dentro del marco de eventos del IV Festival de teatro Héctor Azar. Escrita por Jean Cocteau la obra nos muestra el desesperado duelo que mantiene una mujer con un expareja al que amó tanto, pero de tal duelo sólo vemos en escena a uno de los contendientes: ella, tan anónima, tan solitaria, tan desesperada se mueve en escena con el celular en la mano mientras habla como único medio para seguir conectada a la realidad. Por medio de las conversaciones que ella entabla con su amante reconstruimos todo su mundo, y a él, el otro al que nunca vemos pero sabemos que está, del otro lado de la línea, “hablar por teléfono es un acto de fe” pronuncia resignada. En efecto, la obra pone de manifiesto esta sentencia, en cada uno de sus movimientos y expresiones.

La puesta en escena corre bajo la dirección de Antonio Castro la obra es interpretada por la actriz Karina Gidi cuyo desempeño en el escenario es fluido, orgánico y lleno de matices que explora todas las etapas de la separación y de la soledad. Su dominio en el escenario es total. Una interpretación que emocionó a todo el público.

Al finalizar la obra la actriz recibió el galardón Héctor Azar como reconocimiento a su carrera y su aporte al mundo teatral mexicano, además de que no perdió el momento para hacer externar su postura contestataria sobre la situación actual del país. “Un minuto que le dedicamos al arte es un minuto que le robamos al odio y a la violencia” apuntó.

por Emanuel Bravo Gutiérrez

Quinto día del FIT Puebla Héctor Azar

Para seguir con nuestra cobertura del Festival Internacional de Teatro Héctor Azar, este miércoles pudimos estar en las funciones de tres obras que cuando vean en temporada deberían estar en primera fila.

Para empezar, en Casa de cultura se presentó Solos, obra que narra las ficciones y sueños que  una pareja genera entorno a su hijo. Esta es una historia real sobre la violencia que se vive en el país y cómo es que afecta a inocentes.

Asimismo, de forma simultánea a las 8 de la noche, el público pudo elegir asistir a El delirio de Luca o Amsterdam Boulevard.

La primera es una adaptación de Luigi Pirandello que narra la enfermedad de un hombre y su decisión por demostrar a un viejo amigo que quien se quita la vida no lo hace por imbecilidad.

La segunda, Amsterdam Boulevard, es una puesta en escena que toca temas sensibles para muchos, como la homosexualidad vista desde un entorno en que las preferencias y diversidad aún son motivo de prejuicios y desprecios. Una obra que es maravillosa de principio a fin.