Archivo de la etiqueta: Grecia Guzmán

Despojo y ciudadanía: Cholula en resistencia

Protesta en Cholula - Imagen Pública
Protesta en Cholula – Imagen Pública

por Grecia Guzmán

En un contexto donde ocurre una tragedia tras otra y la labor mediática se ejerce bajo el compromiso desinformar muy a pesar de los acontecimientos menos atendidos por la sociedad civil, urge la necesidad de hacernos participes del contexto en su conjunto y complejidad. Es decir, se vuelve necesario mirar esas tragedias no como hechos aislados sino como el resultado de múltiples situaciones que se repiten en lugares casi siempre invisibilizados y que ocurren más cerca de lo que estamos dispuestos a notar.

México, y específicamente Puebla, han sido ejemplo vivo de ello. Durante la segunda mitad de este año hemos presenciado una sucesión de hechos violentos que se materializan en el despojo de la vida, de los cuerpos, de la tierra, de la cultura, de los espacios donde la relación comunitaria ocurre y busca sobrevivir en la forma de amenaza para el modelo neoliberal.

Partiendo de lo anterior, me remito a la situación que las Cholulas viven desde mitad de año hasta el día de hoy y apelo a la más reciente consigna formulada por el movimiento ciudadano que ha puesto a trabajar su tiempo en favor de la resistencia:

Cholula no es un pueblo mágico, es una ciudad sagrada

De acuerdo con la Secretaría de Turismo, un Pueblo Mágico es,

“una localidad que tiene atributos simbólicos, leyendas, historia, hechos trascendentes, cotidianidad, en fin, magia que te emanan en cada una de sus manifestaciones socio-culturales, y que significan hoy día una gran oportunidad para el aprovechamiento turístico. El Programa Pueblos Mágicos contribuye a revalorar a un conjunto de poblaciones del país que siempre han estado en el imaginario colectivo de la nación en su conjunto y que representan alternativas frescas y diferentes para los visitantes nacionales y extranjeros.”

Cholula predios

La designación de un pueblo como mágico desde la convocatoria gubernamental descubre su finalidad primera y última de ofrecer esos pueblos en tanto que mercancía turísticamente asequible, destinando los supuestos beneficios hacia aquellos que convocan y definen a un pueblo como simbólico desde sus propios criterios (sin importar si aquellos que convocan son o no son partícipes de las manifestaciones socio-culturales que presumen). Cholula no es eso que las autoridades estatales pretenden, Cholula no quiere serlo.

Cholula, lugar ancestral y sagrado permanentemente habitado desde hace por lo menos 3000 años, sede de la Gran Pirámide cuya base es la más grande del mundo antiguo y en cuya cima se encuentra el templo religioso de la Virgen de los Remedios, ha sido recientemente afectada por los intereses económicos de unas autoridades que no consideran suficiente la magia que emane de los barrios cholutecas, por lo que creen necesario dotarlos de una re-significación en los términos de la modernidad y del progreso, de manera que se vuelva indispensable la inversión privada y la supuesta derrama económica generada por un turismo que Cholula de por sí ya tiene.

Los municipios de San Pedro y San Andrés Cholula se unieron de manera histórica en nombre de la resistencia social desde julio del 2014, cuando se anuncia un decreto expropiatorio que abarca 24 hectáreas aledañas a la pirámide, en donde se pretende la construcción un parque extraoficialmente denominado de las siete culturas o intermunicipal, planeado para una innecesaria dignificación de Cholula. Dicha construcción incluye kiosco, espejos de agua, jardines verticales, espacios comerciales, lago con chinampas, entre otras cosas, y afectaría de manera permanente el patrimonio arqueológico que se encuentra bajo el suelo, así como las tradiciones y el uso público que del espacio han hecho los habitantes de Cholula por generaciones, sin mencionar los daños ambientales que se generarían por la implantación de una losa de concreto de gran tamaño y las construcciones ya mencionadas.

El descontento de los habitantes dio lugar a un proceso de lucha social que dentro del marco de lo legal incluyó movilización y acción ciudadana, amparos colectivos, diálogos con las autoridades, difusión nacional e internacional, pronunciamientos y estudios científicos y académicos, trabajo en conjunto con otras organizaciones sociales, entre otras cosas. Uno de los efectos fue la detención arbitraria e irregular de Andán Xicale, representante legal de los afectados por la expropiación, y su hijo Alejandro Paul Xicale, así como de los hermanos y vecinos sanandreseños Primo y Albino Tlachi, y otras 10 órdenes de aprehensión en contra de algunos integrantes del movimiento (sorprendentemente algunos que ni siquiera se encontraban presentes en el lugar de los supuestos hechos por los que fueron denunciados). Otra de las consecuencias fue la cancelación de las expropiaciones en San Andrés, y declaraciones extraoficiales de parte de las autoridades que anunciaban la cancelación del parque intermunicipal. Sin embargo, el mes pasado salió el concurso para la licitación con no. 921024994-N57-2014 de la construcción de “Obras de mejoramiento urbano, deportivo, de esparcimiento y sustitución de calle, banquetas y andadores en espacios públicos de Cholula” en un perímetro que abarca la misma zona del parque supuestamente cancelado y los mismos planos. Ninguna de las empresas cumplió los requisitos, por lo que las obras planeadas para comenzar el día 27 de noviembre no se han efectuado.

expropiaciones_cholula_manifestaciones_001

Las personas que llegan a los municipios de Cholula para vivir, estudiar, trabajar, visitar, conocer, etcétera, y sobre todo la gente que ha habitado y construido los barrios que la conforman desde hace siglos (y que no forman parte de los compromisos económicos del ayuntamiento y del Estado), no se han encontrado interesados en la existencia de un parte temático, y tampoco en visitar un lago con chinampas o en recorrer espejos de agua o unos jardines verticales que significarían el exterminio de los abundantes sembradíos de flores que ya crecen en las faldas del Cerrito de los Remedios. La necesidad de que exista un parque temático para el turista no ha sido del pueblo.

En Cholula, la lucha sigue.

Anuncios