Archivo de la etiqueta: Gira

Colores en la obscuridad

1243821330666_f

Por E. J. Valdés

No obstante todo el trabajo que tengo encima, desde que comenzó el año tuve claro que había un concierto que no podía perderme y sobre el cual, pasara lo que pasara, no dejaría de escribir: el de Tarja Turunen en el Teatro Metropólitan, promocionando su más reciente álbum, Colours in theDark.

Casi nadie lo sabe, pero la música de la soprano finlandesa, en especial su primer lanzamiento como solista, es muy importante en mi historia personal, y aunque casi nadie sabe el porqué y no pienso hablar de ello en este momento, este hecho me ha llevado a verle en vivo en sus tres últimas giras, una de ellas la fabulosa Beauty and the Beat, que realizó junto con Mike Terrana de Rage. Tarja es sin duda la voz femenina más influyente en el metal contemporáneo y lo deja claro cada que pisa el escenario y estremece al público canción tras canción; si me lo preguntan, fue Nightwish quien perdió más luego de la ruptura, pues ni siquiera Floor Jansen tiene la potencia vocal para ejecutar satisfactoriamente algunos de los éxitos de la banda. Eso sí: Tarja perdió el derecho a interpretar algunas magníficas piezas como “Ghost Love Score”, la cual me encantaría escuchar en directo con su voz algún día. El repertorio de Tarja en solitario, sin embargo, es tan bueno que ha logrado consolidarse como un acto viable totalmente independiente a Nightwish y, tanto en el estudio como sobre el escenario, cuenta con estupendos músicos, entre ellos Max Lilja, ex integrante de Apocalyptica, quien la ha acompañado en el violonchelo en las dos últimas giras (y también ha desarrollado una curiosa carrera como solita).

1214239581331_f

Si comparamos este concierto, el primero en Latinoamérica de la gira Colours in the Road, con los otros a los que he tenido oportunidad de asistir, puedo decir que comenzó muy prendido pero decayó bastante tras la primera mitad. Esto lo atribuyo, en primer lugar, a que Tarja jugó sus mejores cartas demasiado pronto (uno de los primeros temas fue “I Walk Alone”, el cual quedaría mucho mejor como encore), y en segundo a que el público, cuando menos al frente del teatro, estaba inexplicablemente apagado. No quiero decir que no hayamos disfrutado el concierto, pues hubo un par de canciones que incluso nos pusieron a saltar, es sólo que aquello era tal mar de cámaras de bolsillo y teléfonos celulares que muchos de los asistentes se lo pasaron más ocupados grabando y tomando fotografías que prestando atención a la música. No obstante la intensidad que cobrara la música, estas personas apenas movían la cabeza, y en ocasiones no alzaban el puño o aplaudían incluso si Tarja nos instaba a hacerlo, cosa que encuentro tristísima. En lo particular, me tocó estar en medio de dos idiotas que se pasaron el concierto entero con el celular frente a la cara, quietecitos para que no “saliera movido” su video y calladitos para que sus propios gritos no ensuciaran la grabación. Si me lo preguntan, es ésa una de las maneras más estúpidas que se me ocurren de desperdiciar un boleto preferente, pero cada quien… Y algo que se agradece enormemente es que Dilemma prohibió la entrada de tablets y selfiesticks al teatro, y cuando menos en el área que me encontraba nadie quiso pasarse de listo. Eso sí: abundaron los ridículos que se toman selfies con el escenario.

tarja-para-mayores-de-65-ok

Tras cerrar el setlist, la banda regresó al poco tiempo para dos encores que se sintieron bastante más intensos que toda la media hora anterior, de modo que la velada cerró exitosamente con todo y que no tocaron “My Little Phoenix”, que es de mis favoritas y siempre me afloja las de cocodrilo. Por más que el público pidió otra canción cuando se encendieron las luces del teatro, abarrotado, la banda no salió una tercera ocasión.

Si bien el concierto no estuvo mal, debo confesar que disfruté más el de la gira What Lies Beneath, el cual hizo enloquecer al teatro Esperanza Iris, que es mucho más pequeño que el Metropólitan (ojalá la gira siguiente se presentara allí otra vez). Cabe señalar que al final del evento, entre gritos y aplausos, Tarja anunció que ya trabaja en un nuevo material discográfico para el cual “falta poco”. Estaremos al pendiente.

Anuncios

Bono: en el nombre del poder, de Harry Browne

Bono: En el nombre del poder - Portada
Bono: En el nombre del poder – Portada

Además de ser el líder de uno de los grupos de rock con más éxito de las últimas décadas, Bono es una de las voces habituales de las campañas humanitarias. Etiquetado por Oprah Winfrey como el «indiscutible rey de la esperanza», destacado en la portada de Time con el titular «¿Puede Bono salvar al mundo?», es obvio que su labor filantrópica ha traído bienestar a millones de personas en todo el mundo. Sin embargo, en esta rigurosa y detallada investigación, el periodista irlandés Harry Browne sostiene que es probable que, haciendo balance, Bono haya hecho más daño del que parece, ya que se ha convertido en portavoz y rostro de la élite occidental, defendiéndo la visión de personajes como George Bush, Tony Blair, Jesse Helms, Condoleezza Rice, Bill Clinton, Steve Jobs y Bill Gates, por nombrar sólo algunos. Quizá sin saberlo del todo, Bono ha promovido lo que Browne denomina «filantrocapitalismo», un modelo de ayuda basado en la aceptación incondicional de las políticas neoliberales que, precisamente, son la causa de que dicha ayuda sea necesaria.

Browne va más allá de la celebridad y relata cómo los miembros de U2 cambiaron su dirección fiscal a Holanda para pagar menos impuestos; que cuentan con una red de empresas que logró reportar pérdidas el año en el que U2 realizó la gira más taquillera en la historia del rock; que Bono ha anunciado productos de Louis Vuitton y Apple, dos de la compañías responsables de la devastación del continente africano. En palabras del propio autor: «Bono, no es nada personal, pero me temo que uno de los primeros pasos que debemos dar las personas que buscamos justicia verdadera es dejar de creernos el mensaje que tú vendes».

Lee el adelanto aquí

Harry Browne - Imagen pública
Harry Browne – Imagen pública

Harry Browne nació en Italia y se crió en Estados Unidos. Escritor y periodista afincado en Irlanda, ha trabajado para algunos de los medios de comunicación impresos más prestigiososde su país, como The IrishTimes, Sunday Times, Irish Daily Mail, Evening Herald o Sunday Business Post, y es colaborador habitual en medios digitales y en programas de radio y televisión. Además, imparte clases en la Escuela de Medios de Comunicación, en el Instituto de Tecnología de Dublín. Activista antimilitarista y miembro del Irish Critical StudiesGroup, ha publicado también Hammered by the Irish: How the Pit stop Plough shares Disabled a U.S. War Plane-With Ireland’s Blessing.