Archivo de la etiqueta: Gilberto Blanco

Carta a los muertos, petición a los vivos

por Gilberto Blanco

Tláhuac, Ciudad de México, 2 de noviembre de 2017.

Hoy, en su día, le escribo a mis muertos, pero también a los muertos de mis amigos —los pocos que me quedan—, a los de mis conocidos y al resto de muertos que hoy vendrán a buscar comida a la ciudad.

A los míos quiero decirles que espero les guste la comida que les hemos dejado en la ofrenda. Este año les hemos dejado fruta, agua, unos platos de pollo enchilado con espagueti y velas pa’ que no se pierdan. También sus macetitas de cempoalxochitl. La verdad es que, como ustedes mismos lo pueden ver, la ofrenda no es tan elaborada como solíamos hacerla en años pasados, y debo culpar a los pocos ánimos que hay en la casa después de todo lo que pasó; por eso es que le escribo a mis muertos y a los de los demás, para decirles que doy gracias de que ya no estén aquí, no por grosería ni porque deseara su muerte, sino para que no vieran lo que nos toca ver a los que aquí seguimos.

Coapa sigue caída. Cuando estuve pasando por ahí por culpa de la fallida línea 12, no veía otra cosa que edificios destruidos y sueños tan rotos como sus cimientos, lo mismo con la del Mar. Aquí, en mi Tlahuita, se siguen rompiendo tuberías, y la luz, tanto eléctrica como espiritual, sigue inestable. Las calles siguen rotas y la gente sigue durmiendo a la intemperie, y cada vez hay menos ayuda en esas zonas en que, durante todo septiembre (desde el 19) y buena parte de octubre, estaba lleno de manos y voces de esperanza. Y no sólo aquí, sino en muchas partes de la ciudad, del país.

Día de muertos / Imagen pública
Día de muertos / Imagen pública

De verdad doy las gracias de que no estén aquí, de que no hayan vivido otro 19 de septiembre, en caso de que vivieran ya el del 85; o que no les tocara conocer el saurópsido movimiento que ese día trae, en caso de que no estuvieran ni aquella vez, ni ésta.

Les escribo a todos para decirles que aquí todo sigue mal. Y no pinta para mejorar. Poco es lo que se habla ya al respecto en la televisión y las únicas cosas que dicen es que “inició la demolición aquí”, o “están barriendo los escombros allá”. Pero nada de que la tristeza sigue aquí, ni la miseria allá. Eso ya no importa.

A mis muertos quiero decirles que, en la familia, fuera de que varios se quedaron sin casa, no tuvimos pérdidas. Aunque todo cambió. Mamá entró en una depresión más al ver a sus hermanos en la situación en que están, y al ver a esa casa en la que tantos años estuvo contigo, abuelita, tan destruida, tan insalvable. La verdad es que a mí también me deprime ver cómo literalmente mis recuerdos de infancia se vinieron abajo llevándose de paso las casas de mis tíos. Es triste a pesar de que, desde que te fuiste, esa casa ya se había derrumbado espiritualmente.

A mis muertos quiero decirles que me perdonen por no haber hecho un mayor esfuerzo para darles una recepción más digna de ustedes, pero que, a pesar de que no tuvimos pérdidas directas, con lo que me tocó vivir, sentir y mirar aquél día, siento que ya nada es lo mismo; y yo, tan amante de esta ciudad suicida, no termino de reponerme de la vieja herida que, literalmente, se abrió.

Día de muertos / Imagen pública
Día de muertos / Imagen pública

A los muertos que no son míos, quiero decirles que este Día de muertos somos nosotros los que necesitamos apapacho, que quisiéramos tenerlos aquí—si bien agradecemos que no fuera así— y que muchos casi envidiamos su comodidad en el Mictlan. Por lo que ustedes ya deben saber, por medio de aquellos que no sobrevivieron a las fauces del cocodrilo, cuando vengan en su caminata anual, verán todo cambiado y espero no se sorprendan tanto.

A todos los muertos, los míos y los ajenos, espero que nuestras ofrendas conmemorativas sean de su agrado y disfruten de los alimentos que les hemos dejado; a cambio les pido que nos dejen una huella de esperanza, de lucha, una guía sobre cómo seguir, sobre cómo levantarnos de nuestras cenizas tal como ustedes lo hacen desde tan lejos para venir aquí… a comer sin boca, a beber sin lengua, a visitar sin en realidad estar. A todos los muertos, hoy en su día, quiero decirles que hoy hay gente que se siente más muerta que ustedes, aunque se vea obligada a llevar oxígeno a sus pulmones.

Y por eso también le escribo a mis hermanos, los que aquí seguimos —para bien o para mal—, que no se olviden de los que están muertos en pie y que no se olviden de los que nos necesitan; que en este día de muertos, no sólo recordemos a los que vienen del Mictlan, sino también a los muertos que, sin embargo, aún tienen que vivir.

Anuncios

La poética de la ilustración: entrevista a Santiago Caruso

Este mes, Santiago Caruso (pintor argentino nacido en 1982)  estuvo de gira por México realizando exposiciones, charlas, realización de pintura en vivo y firmas de autógrafos en todas partes. Su último evento fue una firma de autógrafos en Gandhi el pasado 15 de marzo donde pudimos conversar con él. Aquí está la charla que realizó con Gilberto Blanco.

Gilberto Blanco: ¿Qué tal te ha ido en México? ¿Cómo te han tratado?

Santiago Caruso: Muy bien, la verdad es que muy bien. Soy yo el que me metí en un problema al hacer tantas cosas en poco tiempo. Sí, pero la verdad es que me han tratado muy bien.

GB: Ya te sentías cansado desde antes de venir, habías puesto en tu face.

SC: Sí, jeje, y era cierto.

GB: Cuéntanos, ¿cómo surgió tu pasión por la pintura y el dibujo?

SC: Tiene que ver con la gráfica, tiene que ver con las tiras cómicas, con las historietas; por eso me parece muy importante atender a esa forma expresiva para que el común de la gente tenga un acceso más cercano a la lectura y al hecho artístico. Una historieta no tiene por qué ser una cosa tonta. Así que sí, la conexión con la plástica tiene que ver con las lecturas. Con algunas historietas me formé como lector así y de allí salté a la lectura de libros. En mi casa no se leían muchos libros, o sea, sí me leían o yo tenía, pero mis viejos no leían nada. Fue un poco como una especie de accidente.

GB: Y de todos los libros que has ilustrado hasta ahora, ¿cuál es tu favorito?

SC: Mira, el de Los cantos de Maldoror me lo acabo yo de encontrar, no lo había visto; pero es un libro que terminé hace poco en un tiempo bastante breve para mi propia sorpresa y calculo que en algún momento lo voy a continuar porque me quedaron un montón de imágenes en el tintero y, bueno, ojalá merezca que se reimprima y se puedan hacer algunas imágenes más para esa reimpresión.

Santigo Caruso
Santigo Caruso

GB: Sí, claro. ¿entonces podemos decir que Lautréamont es tu favorito?

SC: Pues la verdad sí, jeje.

GB: ¿Por el tiempo qué tardaste en hacerlo o por qué?

SC: No, no, es por la temática, por lo que le permite a uno como intérprete de lo visual poder configurar en imágenes; hay todo un discurso bastante personal, pero que también se potencia, o sea, que obviamente está potenciado o está sostenido por una obra literaria que tenía. Así que sí, cuando uno está en relación con algo que ya es potente per se si uno se compromete, obviamente encuentra algunas cosas por decir y pasa algo distinto. Sí, te diría que Los cantos de Maldoror.

GB: Aprovechando que tienes El Rey de Amarillo en tus manos, hace tiempo en una entrevista habías dicho que ese era uno de tus grandes sueños, ilustrar este libro. ¿Cómo te sientes ahora que lo has logrado?

SC: (Risas) Es una buena pregunta. Todavía no lo termino en realidad porque ilustré para Zorro Rojo estos cuentos y algunos más, pero hay un editor norteamericano que quiere sacar un volumen sobre Chambers bastante más grande, así que voy a hacer algunas imágenes más para otros textos. Quizás no es el mismo choque que te produce entrar en el goce de Maldoror, en esa forma literaria; porque también yo añoraba hacer este libro (El rey de Amarillo) y lo había leído cuando era bastante más chico, y ahora por allí no tiene la misma densidad poética de lo que uno está acostumbrado a transitar, entonces está bien, tiene sus posibilidades y traté de aprovecharlas, pero es mucho más rico literariamente Los cantos de Maldoror.  Creo que pude darle al libro algunos momentos luminosos y más poéticos que por ahí el texto en sí no sé si tiene o no es tan claro, creo que está en eso, más que nada en el relato de “En el patio del dragón” que tiene la imagen que fue la portada.

GB: ¿Y cómo es que te acercaste a lo fantástico y a lo terrorífico?

SC: Más que nada con la lectura de Edgar Allan Poe, que es un tipo que sigo leyendo de vez en cuando porque siempre uno encuentra cosas nuevas en su mirada de la poesía y de lo humano; es un personaje extrañísimo Poe. También tiene ensayos, es un tipo como muy versátil. También ha abarcado demasiadas cosas por ahí más de lo que podía realmente manejar, pero en cuanto a la ficción, al cuento, me parece de lo más maravilloso que he leído.

GB: ¿Qué proyectos tienes en el futuro? ¿Qué tienes a la puerta ahora?

SC: Ahora estoy ilustrando una novela de Ramsey Campbell, un escritor norteamericano al que yo le había hecho una portada de una serie de cuentos de él. Y voy a hacer las ilustraciones de una edición de cuentos de Maupassant que yo mismo seleccioné, que a ver cuándo sale y cuándo lo puedo hacer, ojalá pronto porque es un escritor que yo quiero mucho, me gusta. También voy a hacer sobre cuentos de un escritor peruano que no conocía que se llama Clemente Palma, el libro se llama Cuentos Malévolos para una editorial de Perú; es un escritor modernista, bastante raro.

GB: ¿Conoces algo de literatura fantástica o de terror mexicana?

SC: Me estuvieron hablando de algunas cosas. He leído a Carlos Fuentes. No sé a quién más conozco de México. Bueno, a Carrington que es un bicho raro, ¿no? Estuve pintando sobre cuentos de ella el domingo.

GB: ¿A Amparo Dávila no la has leído?

SC: Me la recomendaron, pero no la he leído todavía.

GB: Recomendadísima

SC: Bueno, ya van dos que me la recomiendan, así que le voy a prestar atención.

GB: ¿Y qué otras obras te gustaría ilustrar?

SC: La tentación de San Antonio de Flaubert. Es un libro que me gusta mucho.

GB: ¿Alguna otra que tengas en mente?

SC: Ahora no se me ocurre, estoy muy cansado, jeje. Sí, pero ese es un libro que quiero hacer. Ah, bueno, y Las flores del mal, es una cosa buena.

Santigo Caruso - Fotografía de @andresrsgalindo
Santigo Caruso – Fotografía de @andresrsgalindo

GB: Esta misma noche, de hecho ya en un poco tiempo, te vas de regreso a Argentina. ¿Qué impresión te deja México?

SC: A mí México me encanta, más que nada me gusta su gente y me han recibido bien; la otra vez, pero fue hace un tiempo largo, y ahora ha sido mucho más calurosa la bienvenida y ha sido enfático. Y yo lo agradezco siempre, porque es gratificante para uno salir de casa y encontrarse con la respuesta de la obra, y acá son muy efusivos. Yo lo agradezco muchísimo.

GB: ¿Haz ilustrado cuentos infantiles?

SC: Sí, más que nada hace tiempo. Hace unos añitos hice unas imágenes para un libro de brujas, pero para pre-adolescentes.

GB: ¿Y no tienes en estos momentos deseos o no te ha llamado la atención regresar a lo infantil?

SC: Sí, es más, ahora hay una posibilidad que acaba de surgir de ilustrar un clásico, pero no voy a decir mucho, igual no es ninguna cosa. Pero sí tengo muchas ganas de meterme con algún clásico infantil, a ver de qué manera se le puede interpretar a mi forma.

GB: ¿Y de dónde inspiras tus ideas? ¿De dónde surge la inspiración para tus obras?

SC: No sé, o sea, están mezcladas con lo literario, digo siempre, o la filosofía. Siempre están en esa relación de pensar algo sobre lo humano, quizás a veces en clave fantástica; o sea, aparecen imágenes rarísimas, pero aún en esas absolutamente extrañas como, no sé, La Profetiza Interior que es como una especie de sadhu de la India que en esa meditación y en ese aquietarse se reseca y se rompe como una especie de crisálida y surge de él toda una figura, como una especie de divinidad en forma de insecto-humano. Pero estoy hablando de unas cosas que uno quiere que cambien a partir de la transformación; en clave fantástica igual está dicho. Así que me parece que siempre tanto la ficción como la poesía proponen imágenes, proponen caminos y siempre mis trabajos están relacionados a lo literario.

GB: ¿Y qué otras actividades te gusta realizar aparte de esto que haces?

SC: Hago música también. En mi casa toco canciones que me gustan, y bueno, estos eventos de pintura en vivo están interesantes también, donde se sale allí a improvisar una imagen y componer algo sin tener mucha noción más que del texto. Pero bueno, la música también te va llevando y pues improvisas.

GB: ¿Algún género en especial?

SC: No. No sé, escucho de todo, desde clásicos de flamenco, folk, rock clásico, y de a poco me voy acercando a lo contemporáneo un poco, soy medio viejo en ese sentido. Bandas como Morphine o alguna banda de los 90’s que cuando yo era pibe no les di bola y que ahora disfruto mucho.

GB: ¿Hay algún artista que admires en particular o con el que sientas que tu obra se puede identificar?

SC: Quizás ahora con la obra de Odd Nerdrum, pintor noruego muy muy interesante, y alguno de otra época, puede ser Odilon Redon que transita algunos caminos que me gustaría recorrer: una imagen más simple y al mismo tiempo más misteriosa, más abierta. Así que esos te diría.

GB: ¿Y cómo defines tu arte?

SC: Yo creo que el equivalente en lo literario sería un, como que hago una especie de prosa poética porque tiene una cosa concreta que sucede y que tiene que ver con lo narrativo, con lo descriptivo, pero después hay algo que también se manifiesta allí y que viene de otro lugar, es otra cosa. No sé, para mí tiene una relación con el simbolismo, pero está re-elaborado desde esta época entonces tiene otros paradigmas también. Se comparten cosas pero hay otros elementos que la renuevan.

GB: Bueno, hace tiempo, no sé muy bien cuánto, ilustraste también para Zorro Rojo algunas obras de Lovecraft. Hoy es su aniversario luctuoso y, me llegan informes desde el más allá que él lee Cinco Centros desde el inframundo. Para despedirnos, ¿Hay algo que le quieras decir en su aniversario luctuoso?

SC: (risas). Sí, que mande algún mensaje, que se cuente algo. Que mande alguna señal, si es que hay otro lado.

Recordando a los difuntos presentes y futuros

por Gilberto Blanco

Hoy es 31 de octubre, día de Halloween. Aunque para mí es día de muertos al igual que lo será mañana y el domingo. No lo digo, no lo pienso, o siento, porque sea la típica persona que dice odiar lo extranjero y prefiere “lo suyo”, sino porque para mí Halloween también habla sobre muertos, no al estilo hollywoodense, sino en el sentido de aquellos que ya no están y que queremos recordar (no por nada viene de All hallows’ eve) y por eso también hoy es día de muertos.

Frente a mí está la ofrenda que ponemos cada año en casa. Papá ha tenido tantos gastos que por un microsegundo me pareció inconcebible que pudiera gastar absurdamente en tanto papel color de muerte y frutas y plantas que no tardarán en morir —porque por alguna extraña razón mamá no tiene buena mano con las flores por más que las cuida—, y en comida para alguien que no vendrá como quisiéramos y si lo hiciera del susto nos moriríamos, pero luego recordé lo mucho que amo esta época de día de muertos (y creo que el hecho de que por lo menos en el 95% de mis historias mis personajes mueren o hablan de la muerte aun cuando la historia es un cuento infantil revela mucho que tengo a la muerte siempre presente) y que la ofrenda es una de las pocas cosas que hacemos en familia y que nos unen, por lo que me pareció imperdonable pensar que papá no debía gastar en ella.

Este año nuestra ofrenda tiene en su galería de fotos un nuevo integrante, y con la cantidad de enfermedades, accidentes y urgencias que hubo en mi familia casi debo agradecer que sólo sea un integrante nuevo. Mi plan era escribirles sobre aquellas fotos y de lo que me hacen sentir y reflexionar, pero la verdad es que empezando a redactar esto, ya no sé si quiero hablar de las fotos, de la muerte o de la fecha.

Cuando miro las fotos sólo puedo pensar en nostalgia, en recuerdos que te vienen a la mente pero que son como humo porque sólo puedes verlos mas no asirlos y aferrarte a ellos y pienso seriamente en los personajes que salen en las fotos de mi ofrenda. En la de en medio sale el finado que es mi abuelo, en su pierna izquierda sostiene a mi tía cuando tenía aproximadamente 4 años y en la derecha a mi mamá que no pasa de los dos. Cuando veo a mi infantil madre no puedo dejar de preguntarme, ¿qué pensaría en el momento de tomar aquella foto? Tal vez cosas infantiles debido a su edad, pero luego veo al abuelo que nunca conocí y pienso: ¿será consciente de que esa foto será un sustituto de su propio ser cuando él ya no esté?

Retrato familiar
Retrato familiar

Junto a esa foto miro una de la boda de mis padres abrazando a la nueva integrante de la ofrenda: mi abuela paterna. Miro nuevamente a mi madre ya adulta y pienso: ¿qué piensa ella respecto a fotografiarse? ¿sabrá acaso que es una extensión de la memoria o como casi todos se la tomará en automático porque es tradicional fotografiar esos momentos? Y mis pensamientos divagan más y vuelven a lo difícil que ha sido este año respecto a ella y pienso: “Las fotos siempre son previstas para el futuro, para cuando el presente se esfume nos quede algo de él, pero, cuando pensamos en el futuro, ¿Pensamos sólo en lo bueno que nos va a traer? Hijos, experiencias, madurez… ¿Y qué hay de lo malo? ¿Pensaría acaso, al tomarse esa foto que dentro de muchos años ella sufrirá enfermedades para las que no hay cura? ¿Y si así fuera? ¿Se enfrentaría al futuro?” Tal vez no pueda expresar bien mis ideas y tal vez no se me entienda, pero esas fotos me hacen cuestionar nuestro presente que es el futuro de aquellos rostros retratados.

Esta semana leí el libro de José Luis Dávila y en él viene un ensayo sobre las fotografías y lo absurdas que se han vuelto con la tecnología. Creo que tiene mucha razón al observar que la fotografía actual ha perdido su sentido al cambiar su utilidad como extensión de la memoria para transformarse en un medio de difusión alimenticia y sólo con fines presuntuosos. Tengo la fortuna de tener en mi ofrenda aún fotos que servían para lo que de verdad deben servir una foto. Y sin embargo no es la conclusión a la que quiero llegar al hablar de las fotografías que hay en mi ofrenda. Tal vez no hay conclusión al pensar en ellas y en si los retratados eran conscientes de que algún día no estarían más que en unos rollos de Kodak (cosa que aplica aún para estas fotos, más no para las del 2005 aprox. en adelante).

Respecto a la muerte no sé qué decir. Tal vez podría empezar diciendo que tengo una quizás grave obsesión con ella. No sé si se debe a que he escuchado hablar de la muerte desde mi infancia a través de familiares que fueron muriendo, algunos desconocidos para mí otros tan cercanos que parecían mis hermanos, pero mi novia cree que es casi enfermo o insano que tenga siempre presente a la muerte en mi vida. Además de que le asusta la certeza con la que le digo que moriré a los 35 (certeza que ni yo sé de dónde salió pero que he ido abrazando con los años como una verdad escrita).

Retrato familiar

Siempre la he sentido acosándome, acechándome aguardando el momento no de levantar la guadaña y sesgarme, sino de abrazarme y sentir una calidez que haga que me quiera ir con ella. Porque mientras escribo esto creo que más que temer a la muerte, temo aceptarla. Quizás este día de muertos (que para mí dura tres días) me encanta porque es la única fecha en que nos podemos crecer y ponernos a su altura, la única fecha en que podemos verla, recibirla y aceptarla como algo tan natural y común como respirar, además porque es el único día en que no siento que me acecha sino que es una colega más de la que puedo aprender como aprendo cosas con los pocos amigos que tengo en la facultad.

Creo que maté dos pájaros de un tiro al hablar en conjunto de la muerte y de la fecha pero sigo con la espina de no saber expresar lo que me producen aquellas fotos que me observan sin mirar. Tal vez es miedo a ser consciente de que en el futuro mi vida quedará reducida a una simple fotografía, pero el miedo no es precisamente ese, sino que yo ya no seré una kodak ni una polaroid que mis posibles hijos si llego a tenerlos podrían poner en una ofrenda, sino que seré un simple fondo de pantalla a lo sumo en algún iphone o lo que se les ocurra a las generaciones venideras. Y eso invita menos a la reflexión que una foto junto a un pan de muerto y un vaso de tequila.

Hay Festival 2015 en Ciudad de México inicia esta semana

Rueda de prensa del Hay Festival
Rueda de prensa del Hay Festival

Del 23 al 25 de este mes se llevará a cabo, en la Ciudad de México, el  Hay Festival, el cual es  se define por la difusión de la cultura y el compromiso social que tiene para con las expresiones desde literarias, visuales, musicales, así como con aspectos de geopolítica, periodismo y ciencia que se mezclan en un ambiente de diálogo y celebración. Al respecto, Gilberto Blanco pudo entrevistar a dos de sus organizadores, Anel Pérez, quien es secretaria técnica de vinculación de difusión cultural de la UNAM, y Juan Paullier, corresponsal de la BBC para México y Centroamérica. Aquí les dejamos lo que le dijeron.

Gilberto Blanco: ¿Qué tan importante es para la UNAM colaborar en eventos de este tipo?

Anel Pérez: Es fundamental vincularnos, muchas veces contamos con los menos recursos que se tiene en función a otras áreas de formulación de eventos, entonces para la UNAM es fundamental poder vincularse con festivales que como este tienen una enorme trayectoria, tienen un enorme camino recorrido y gracias al cual nos podemos sumar para tener la presencia de extraordinarios escritores, periodistas, músicos y demás que de otra manera no podríamos. Entonces, financieramente nos es importante pero por supuesto también en las líneas temáticas que abre el Hay Festival y para darle una oportunidad a los estudiantes universitarios una programación abierta para ellos, una invitación exprofeso para ellos.

GB: ¿Cómo surge esta alianza con Hay Festival?

AP: Con una aproximación directamente de Cristina, la directora del Festival, con la doctora María Teresa Uriarte que es la coordinadora de difusión cultural de la UNAM.

GB: ¿Hay planeaciones para futuro, más alianzas con el Festival?

AP: Sí, sí. Mira, la verdad es que siempre hemos participado pero habíamos participado por parte de algunos académicos, como ahorita la doctora Ostrosky que participa en la parte de ciencia, pero es la primera vez que lo hacemos de forma institucional y una vez que hacemos este vínculo pues seguramente podremos permanecer en ese vínculo porque es un gana-gana, nos conviene a todos.

Rueda de prensa del Hay Festival
Rueda de prensa del Hay Festival

Gilberto Blanco: ¿Cuál es la importancia para la BBC de participar en eventos de este tipo?

Juan Paullier: Para la BBC como servicio público británico que es, obviamente tenemos un interés muy especial en participar en todo lo que sean eventos literarios inclusivos abiertos al público, la importancia de que aquí no se cobre por una entrada, la importancia de que se pueda generar esa cercanía con mentes brillantes, con intelectuales, con artistas, con los científicos. Y nuestra parte, que nosotros la vemos como crucial, porque vamos a permitir ese acercamiento que no sólo se de entre la gente que pueda estar físicamente esos días en Ciudad de México, que por motivos obvios se le va a hacer muy difícil a mucha gente, sino que de cualquier parte del mundo la gente se va a poder conectar a nuestro sitio web, conectarse con nuestras redes sociales, y van a poder ellos mismos estar participando, dialogando con muchos de los intelectuales, artistas que van a estar aquí presentes. Para nosotros ese aporte que podemos hacer es fundamental y nos ilusiona mucho que nuestro granito de arena en el Hay Festival sea abrir el festival al mundo.

GB: ¿Cómo surge esta alianza con Hay Festival?

JP: Eso para serte sincero no lo tengo claro porque eso se ha gestionado todo el tiempo desde la oficina de Londres y yo vivo aquí en México, ¿cómo se gestionó la alianza? desde el lado de BBC Mundo te lo podrían responder, pero yo por estar aquí me he mantenido al margen, yo empecé a vincularme con el festival a partir de hace unas pocas semanas. Perdón, pero eso no te lo podría responder mejor.

GB: ¿Cómo beneficia la BBC para la difusión de este evento?

JP: Bueno, evidentemente la BBC es una de las marcas, de medios de comunicación globales más conocidas en el mundo entonces creo que tanto Hay Festival como BBC mundo nos vamos a estar beneficiando mutuamente y potenciando la difusión de este festival y de los distintos eventos que en definitiva es lo que todos queremos, que a cuanta más gente le llegue esa riqueza de ideas, de contenido, de voces que vamos a tener aquí en Ciudad de México va a ser más beneficioso para todos. Por eso, como te decía, la importancia de abrir el festival al mundo y que no sean solo los que puedan estar presentes aquí en Ciudad de México los que se terminen beneficiando de lo que va a ser sin duda un festival muy muy interesante.

GB: Entonces, ¿la BBC ayudará a los que no puedan asistir a la ciudad para que puedan participar en dicho evento?

JP: Por supuesto, esa es la idea, aquí vamos a estar transmitiendo algunas de las charlas en streaming y vamos a estar acercando a algunos de los personajes del festival con nuestra audiencia y con nueva audiencia también, con gente que se decida a conectar, que decida saber en ese momento qué está pasando en el Hay Festival, entonces BBC mundo va a poder darle esa oportunidad a la gente. Por eso es algo que nos ilusiona mucho porque es en definitiva hacer que este festival sea todavía más plural de lo que ya es.

Burroughs en la novela gráfica mexicana: Entrevista a BEF

Bernardo Fernández, BEF
Bernardo Fernández, BEF

El pasado 11 de agosto, Martín Solares y Bernardo Fernández (BEF), ofrecieron una charla sobre novela y novela gráfica, antes de la cual nuestro corresponsal Gilberto Blanco pudo conversar con BEF, charla que aquí les presentamos.

Gilberto Blanco: Es bien sabido que Wiliam Burroughs ha sido un personaje de mucho interés para ti desde hace tiempo, pero ¿cómo surge este interés y por qué tenerlo en un personaje tan polémico y singular como él?

BEF: Concretamente, porque un día leí en una revista que él había acuñado el término heavy metal, eso es digamos un término científico pero lo hizo en una novela en los años 60. A mí, que soy metalero de corazón, siempre me gustó la música del metal y ahí empezó mi interés en Burroughs y en el personaje que yo tenía ubicado que era un personaje muy polémico; descubrí que había vivido en México y eso me interesó más. Un poco primero por la música, su relación con el punk-rock, con el grunge y luego el hecho de que haya vivido en México.

GB: ¿Qué tan difícil fue para ti investigar la vida de una persona tan complicada como él?

BEF: Complicado, pero hay mucha información ahora, por lo menos tres libros bibliográficos; hay mucha información en la red, muchas fotos. La información estaba ahí, lo complicado fue escarbar para encontrar lo que me interesaba, fue un hombre muy longevo y pues… tú sabes.

GB: Mencionas que tiene mucha relación con lo del heavy metal, el punk-rock y la onda grunge, por ahí también se dice que está en el movimiento de la cultura beat. Para las personas que no están muy allegadas a ello, ¿qué tan interesante les puede ser?

BEF: Mucho; los beatnicks fue un movimiento contracultural norteamericano importante en los años 50; fueron predecesores de los hippies, de los punks y de todo lo que habría después. Yo sostengo que son herederos tanto de los poetas malditos como de las vanguardias de principios de siglo. Y son poemas muy interesantes: Ginsberg, el más importante poeta norteamericano, Kerouac, novelista emblemático: todos eran amigos, eran parte de esa misma corriente.

GB: Sabemo también que la muerte de su esposa es un acto que marca un parteaguas en la vida de Burroughs, ¿lo es también en la historia?

BEF: En la literatura sí; evidentemente no es un autor de la talla de Herman Melville, por hablar de otros norteamericanos, o de Allan Poe, pero sí creo que es muy importante para entender el final del siglo. Si él no hubiera tenido ese incidente horrible, y además también muy estúpido, nunca hubiera producido la obra poderosa que produjo y hubiera sido, si acaso, un escritorcito de una novela perdida, no más que eso. Entonces por eso creo que es importante.

Uncle Bill - Portada
Uncle Bill – Portada

GB: Como podemos ver, William es personaje de su propia obra, en él hay parte de real y parte de ficción. ¿Tu personaje es igual, también tiene algo de real en ti?

BEF: Lo que tengo que aclarar es que muchas de las cosas que pasan ahí son invención, no digo qué para hacer el juego literario, pero esa parte autobiográfica también tiene mucho de invención y de imaginación.

GB: ¿Y tú crees que tus lectores puedan conocer un poco más de tu vida a través de tu obra?

BEF: Sí, claro, yo no quería hacer algo tan confesional y acabó siendo así, pero sí, yo creo que ahí es muy transparente en las partes de mi vida.

GB: ¿Cuál es la importancia de leer a autores como tú, que escriben un tipo de narrativa no tan común en este país?

BEF: Yo creo que eso le corresponde decirlo a los lectores; o sea, yo no sería la persona para decirte. ¡Imagínate! ¡Es importante que me leas! Yo sí creo que hago un tipo de narrativa que es muy diferente a la gran mayoría de la narrativa que se hace aquí en México, lo cual no necesariamente es ni bueno ni malo, lo que marca son los pasos de pluralidad para leer otro tipo de cosas que no son tan comunes, no hay tanta gente haciendo novela gráfica en México. Fuera de eso creo que es el propio lector el que debe decidir, yo en tal caso lo haría en aras de la pluralidad.

GB: ¿Cómo fue para ti recrear la ciudad de los años 40, donde todo es diferente?

BEF: Muy divertido, muy divertido desde documentarse. Por ejemplo, los coches juegan un papel importante y yo no soy bueno dibujando coches, entonces me conseguí unos carritos de juguete y los copiaba de todos los ángulos, fue muy padre. Esa parte fue muy divertida en términos gráficos, me fue muy bien.

Bernardo Fernández, BEF
Bernardo Fernández, BEF

GB: ¿Has pensado en escribir más sobre William?

BEF: No, yo creo que ya no, ya lo hice. Me gustaría trabajar un poco con otros escritores, me gustaría hacer algo con Mary Shelley, por ejemplo, pero con Burroughs ya terminé.

GB: ¿Qué es más complicado para ti: escribir o dibujar?

BEF: Dibujar, porque es mucho más trabajo, además, si tú escribes, y no eres un buen escritor, no es evidente a golpe de ojo, pero si dibujas mal, entonces desde que lo ves te das cuenta. Es mucho más exigente para mí dibujar que escribir. Quizá más que complicado diría que es más exigente.

Uncle Bill - Interior
Uncle Bill – Interior

GB: ¿Y siendo más exigente, lo disfrutas más?

BEF: Por supuesto, yo podría dedicarme a dibujar cómics toda mi vida, pero no es posible porque no hay un mercado para eso que pueda sostener mi carrera, pero si yo pudiera, haría novela gráfica todo el tiempo

GB: Hablas del mercado que es muy difícil aquí tratándose de cómics, ¿qué crees que se pueda hacer al respecto?

BEF: Pues ir abriendo brecha, sacando los libros, produciendo material, editándolos, la promoción, por eso estoy aquí.

GB: Por último, ¿qué proyectos a futuro tienes?

BEF: Se reeditan dos de las novelas de mi catálogo, novelas policíacas: Hielo negro y Cuello blanco, sale una colección de cuentos este mismo año y un par de antologías; para el próximo año sale la tercera novela de la serie que se llama Cuello blanco y la nueva novela Azul Cobalto, que es la nueva de la serie policiaca, como a principios de año, con la idea de que para finales salga una nueva novela gráfica que trae una nueva cosa muy diferente.

Una perspectiva histórica de nuestros tiempos: Entrevista a Carlos Illades

Presentación del libro Conflicto, dominación y violencia , de Carlos Illades
Presentación del libro Conflicto, dominación y violencia , de Carlos Illades

En el marco de la presentación de su nuevo libro, Conflicto, dominación y violencia: Capítulos de historia social (Gedisa, 2015), el Dr. Carlos Illades nos concedió una entrevista que aquí les presentamos.

Gilberto Blanco: Analizando un poco su historial de libros, de presentaciones y de trabajos que ha hecho, he notado que la mayoría de sus tópicos, si no es que prácticamente todos, tienen que ver con conflictos sociales, con movimientos, tal es caso como su tesis, que presentó en la UNAM, como la presencia de España en la revolución mexicana, que me recuerda mucho a lo que habló el doctor Katz respecto a su tesis y de los movimientos obreros en México. ¿Usted cuál cree que es la importancia de hacer movimientos sociales? ¿Por qué estudiar tanto los movimientos sociales?

Carlos Illades: Yo diría en primer lugar que mi obra escrita se refiere tanto a los movimientos sociales como a la historia de la izquierda, la historia de la izquierda no sólo como acción edítica, como perspectiva ideológica, sino también a la izquierda como parte de la discusión intelectual mexicana. Ahora bien, referirme a movimientos sociales es algo para mí que resulta fundamental. Yo inicié mi formación como historiador social y en origen me había preocupado si los aspectos sociales, digamos la relación México y España y las consecuencias que tuvo la revolución mexicana en esta relación y cómo hubo movilizaciones, acciones de los ejércitos revolucionarios, es uno de los capítulos de este libro, en particular los zapatistas en contra de los empresarios españoles. Luego me interesé, y mantengo ese interés, en el estudio del movimiento obrero mexicano, en particular en sus orígenes, en la parte más artesanal. En periodos más recientes me he ocupado de temas ya vinculados con el siglo XX que tienen que ver con los hitos de violencia, por ejemplo en el estado de Guerrero, con los llamados neonarquistas en la Ciudad de México y con la movilización social en torno a los sucesos de Iguala que desaparecieron 43 alumnos de Ayotzinapa.

GB: Conflicto, dominación y violencia, ¿cómo es que surge la idea de este libro?

CI: Surge la idea de este libro porque el libro reúne ensayos que yo he escrito a lo largo de cinco años; todos los revisé y actualicé para este trabajo. Hay algunos de hace mucho tiempo, otros muy recientes. Lo que quise es dar una perspectiva histórica de diversos movimientos, es decir, recuperar lo que había hecho, sobre todo del siglo XIX y de la época de la revolución mexicana, integrarlos en una especie de continuo con movimientos más recientes. Entonces la idea del libro es, por un lado dar una perspectiva histórica de movimientos sociales, pero también esa perspectiva histórica vista desde un tiempo largo.

Conflicto, dominación y violencia: Capítulos de historia social – Portada

GB: En un capítulo de ello nos habla de los neonarquistas, ¿qué nos puede decir de ellos y qué tienen de diferencia con los anarquistas, digamos, del siglo XX?

CI: Los llamados neonarquistas son una combinación difícil todavía de apreciar, de definir, incluso a veces os vemos como anarquistas o incluso nihilistas, a veces se habla de que son acciones del propio estado, pero yo creo que sí hay grupos que podríamos llamarles neonarquistas. Neonarquistas en el sentido de que, o ácratas más bien, en el sentido de que están en contra de la autoridad estatal, que están en contra del poder, indican un no poder, en ese sentido entran dentro de la definición general de acracia, pero sus perspectivas, a diferencia de los anarquistas de los siglos XIX y XX carecen de horizonte político y sobre todo de horizonte utópico, entonces eso creo que los hace diferentes y se acercarían más a posturas de carácter nihilista, en el sentido de ponderar digamos el caos, etc. en lugar de un proyecto de organización mejor de la sociedad.

GB: Dentro de su libro, habla de uno de los temas que han estado en estos tiempos muy de moda, si bien últimamente, en los últimos días ya se ha dejado un poco de lado por otros tópicos, ¿qué es el movimiento Yo soy 132? ¿Qué relevancia cree usted que ha tenido en los últimos movimientos sociales?

CI: El movimiento Yo soy 132 fue importante en el año en el que apareció, que fue en el 2012, una elección presidencial. Yo creo que el movimiento fue efímero en el sentido de que carecía de una estructura que le permitiera durar en el tiempo o tener una presencia mayor. Sin embargo, y es lo que hemos observado a partir de los movimientos del año 2014, lo que decía con respecto a Ayotzinapa, quedó algún sustrato del movimiento Yo soy 132 en el ambiente porque Yo soy 132 cuestionó el regreso del PRI y el regreso de las prácticas autoritarias del PRI al poder, fue un cuestionamiento fuerte hacia esa posibilidad. Yo observo en los movimientos del año 2014, y un poco todavía en estos meses, un rechazo que se ha extendido hacia la clase política. No es un rechazo mayoritario pero tampoco es un rechazo irrelevante. Entonces lo que creo es que se ha extendido el rechazo en el origen, como planteaba Yo soy 132 al PRI, a un rechazo conjunto de la clase política y en buena medida por el vínculo, la relación entre los negocios corruptos, digamos el capital, y las prácticas corruptas.

Carlos Illades
Carlos Illades

GB: Dentro de este mismo movimiento, como recordarán muchos, éste surgió en una universidad privada, lo cual es algo casi inaudito. ¿Qué piensa usted de ello?

CI: No es inaudito que surgiera en una universidad privada, yo creo que tiene la novedad de que vinculó e incluso hizo marchar juntos a los estudiantes de las universidades públicas con los de las universidades privadas. yo creo que tuvo, digamos, ocurrió ahí porque en parte tuvo un carácter espontáneo muy evidente, y ese carácter espontáneo muy ligado con el hecho de que, por un lado se muestra en el movimiento, con la presencia de Peña Nieto en la Universidad Iberoamericana, una cosa de lo que ven los estudiantes, y por otro lado lo que se muestra después en la noche es algo radicalmente distinto, digamos que lo que tiene de extraño el movimiento, lo que tiene de sorpresivo, es una reacción de los estudiantes, de los grupos de estudiantes, ante algo que evidentemente les parecía una alteración. Es decir, ellos vieron a un candidato a la presidencia acorralado con ciertas preguntas, lo vieron en la universidad, y de repente, en la noche, ya ven una cosa distinta a la hora que lo exponen los medios. Entonces hay un cuestionamiento muy grande de cómo la televisión altera las noticias.

GB: Habla de una rápida reacción por parte de estudiantes, creo que hablando de esto y de lo que dijo de Ayotzinapa, también hay una reacción muy pronta en su movimiento y usted habla un poco de ello en su libro, ¿no es así?

CI: Sí, en Ayotzinapa hubo una reacción pronta y muy interesante: en las primeras movilizaciones de los dos primeros meses, digamos la de noviembre, había un componente social amplio y sumamente diverso. Entonces no sólo fue rápido sino plural, se veía gente de procedencia muy diversa, social, incluso regional, etc. diversa y de intereses diversos. Lo que yo sí creo, y eso acabó debilitando a la larga al movimiento, es que se quienes se quedaron con la bandera de Ayotzinapa fue fundamentalmente el movimiento de la SNTE. Entonces perdió esa pluralidad, esa diversidad, perdió incluso esa posibilidad de reivindicaciones en favor de los derechos humanos, reivindicaciones democráticas y se centró en demandas sectoriales digamos, del movimiento magisterial. yo creo que en la actualidad ya queda muy poco del movimiento de Ayotzinapa.

GB: Muchas veces se habla de lo que es a perspectiva histórica y se dice que tenerla es muy difícil cuando es un hecho muy reciente, ¿qué tan difícil es hacerlo?, ¿qué tan correcto es lo de la perspectiva histórica?

CI: Yo creo que es muy importante lo de la perspectiva histórica, pero la perspectiva justo tiene que ver con ubicar históricamente lo que ocurre en tiempo presente. Esto es la perspectiva, no es que hayan pasado 200 o 300 años entre lo que se ocurre y lo que se escribe, sino lo importante es que los historiadores participen en la discusión de los fenómenos actuales pero justo desde la lente de la historia que es ubicarlos en perspectiva y justo este libro lo que pretende es ubicarlos desde su perspectiva.

Llega la Wikimanía a México

Wikimanía 2015
Wikimanía 2015

por Gilberto Blanco

La cita era a las 9:20. Como me gusta ser puntual, al 10 para las 9 estaba allí, en el Hilton Mexico City Reforma, y, para mi fortuna, fui uno de los primeros en llegar. La sala era Don Diego 3 y había apenas 4 o 5 reporteros a parte de mí así que pude escoger un buen lugar. No fue sino hasta las 10:05 que los tan ansiados ponentes hicieron acto de presencia en el estrado y allí comenzó todo.

Los reporteros de las grandes cadenas televisivas y periodísticas se apiñaron al centro tratando de tomar las mejores fotografías, haciendo a un lado a los pequeños pero entusiastas escritores de columnas tal vez más pequeñas y menos leídas, pero no por ello escritas con menor pasión.

Ya tomadas las fotos todos procedimos a tomar asiento y nos presentaron a los ponentes de la conferencia de prensa: Iván Martínez, presidente y fundador de Wikimedia México, Daniel Goldin, director de la Biblioteca Vasconcelos, Geoff Brigham: Consejero general de la Fundación Wikimedia, y como invitados especiales: Luis Von Ahn, CEO de del famoso sitio web de idiomas Duolingo, y Jimmy Walesco, fundador de Wikipedia.

Terminada la presentación el silencio reinó en la sala que esperaba las palabras del genio fundador de Wikipedia, quien estuvo a la altura de las expectativas.

Comenzó diciendo que la presente edición de la Wikimanía es la número 11 y que la misma contará durante todo el lapso que dure (termina el próximo domingo 19 de julio) con alrededor de 800 asistentes de todo el mundo. Además, destacó que este evento anual es apenas el segundo que se realiza en un país de América Latina y el primero en México. Dijo sentirse contento de encontrarse en nuestro país pues es México el país de mayor presencia en la Wikipedia de lengua española al tener el mayor número de usuarios registrados.

Wikimanía 2015
Wikimanía 2015

Por su parte, Geoff se concentró en hablar sobre los derechos digitales y su importancia para la Fundación Wikimedia, la cual es la principal interesada en mantener tales derechos. Para Geoff “Hablar de derechos digitales es hablar de derechos humanos” y la violación de estos por parte de los distintos gobiernos u organizaciones es una violación a los derechos humanos. Por ello, el principal consejero de la Fundación Wikimedia, (que incluye a todas las páginas hermanas de Wikipedia como Wikisource, Wikilibros, Wikiquote, entre otros.) mencionó tres puntos importantes que la Fundación ha implementado para preservar los derechos digitales:

1. La implementación del https el cual es un protocolo de seguridad que evita que ningún tercero pueda vigilar las publicaciones de escritores y fotógrafos que colaboran en las distintas páginas de Wikimedia. El mismo tiene menos de un mes que fue implementado en todas las páginas Wiki.

2. El combate al rompimiento de la libertad de expresión que llevan a cabo algunos gobiernos (no es tan difícil intuir a quién se refería) con la censura de cientos de datos, así como de los casos de espionaje que cada vez resultan ser más.

3.Informe de transparencia. Geoff nos dio unos datos interesantísimos respecto al tema de la censura en Wikipedia y páginas hermanas. En este año, dice, recibieron 234 solicitudes de censurar contenido y 23 para que Wikipedia deje de permitir que alguien edite o publique sin proporcionar sus datos. Sin embargo, el propósito de Wikipedia es justo el contrario, en el que nada que dañe a terceros deba ser censurado y que el anonimato se mantenga en quienes deseen publicar así, por lo que ninguna solicitud fue aceptada.

Iván Martínez fue el encargado de proporcionar los datos respecto al uso de Wikipedia en México. Dijo que, en promedio, se dan entre 35 y 45 ¡Millones! De visitas mensuales a Wikipedia en el país; además, los mexicanos están posicionados en el segundo lugar como los mayores editores de la Wikipedia en español, tan sólo detrás de la misma España.

Wikimanía 2015
Wikimanía 2015

Asimismo, como muchos saben y para los que no, pasó el dato de que existe una Wikipedia en idioma náhuatl, que cuenta con más de 10 000 artículos publicados; además, como dato curioso, nos dijo que la Huiquipedia(en náhuatl) es la única Wikipedia en el mundo en que todos sus artículos cuentan con dos pestañas: una para el náhuatl clásico, aquél que hablaban los mexihcasen el S. XVI; y una para los hablantes del náhuatl moderno. Es como si hicieran una nueva Wikipedia en español antiguo.

Pero para los amantes de las lenguas indígenas y para los propios indígenas, que cada vez tienen más presencia en la red, nos dio dos nuevas noticias: Se tiene lista ya la nueva Wikipedia ¡En mixteco! Y se lanzará muy próximamente, tal vez, en menos de un mes, según sus palabras. Igualmente, están trabajando ya en la Wikipedia en maya yucateco. Todo ello, en colaboración con diversas comunidades indígenas del país.

De igual forma, se reveló que se prepara una alianza con CONACULTA, con quienes ya han tenido contacto para el apoyo de la difusión de la información en el país. Ello no es tan novedoso. Como el mismo Iván Martínez nos dijo, CONACULTA no es la primera comunidad intelectual del país con la que colaboran, pues afirma que Wikimedia tiene colaboradores de la UNAM, del COLMEX, del ITAM y de otras instituciones y universidades del país. Y no sólo aquí están teniendo esas asociaciones, sino en toda América Latina, esto para mejorar su acervo y la información que nos ofrecen en sus páginas.

Llegó el turno de Luis Von Ahn, nativo de Guatemala, y él nos habló de su propia página gratuita, inspirada en Wikipedia por su libre acceso: Duolingo.

Wikimanía 2015
Wikimanía 2015

Si no han oído de ella, Duolingo es una página para aprender idiomas totalmente gratuita, pensada especialmente para gente de escasos recursos, aunque tan bien elaborada, que incluso personas de buenos recursos económicos han decidido adoptar para aprender algún idioma como inglés, francés, alemán, italiano y portugués. Esto último nos lo confirmó al decir que el propio Bill Gates utiliza dicha plataforma para aprender idiomas, cosa que sorprendió a todos en la sala.

Llegó el turno de las preguntas y de lo que se puede destacar de las respuestas que los ponentes nos dieron, es que Wikipedia no está pensada para ser usada como fuente que se pueda citar académicamente, sino para ser un punto de partida para una investigación seria y de fuentes directas, aunque eso no excluye la seriedad de los artículos que publican. De igual forma, se comentó que elegir a México como la segunda sede de la Wikimanía en Latinoamérica no fue fortuito pues Wikimedia tiene interés en su política local y en lo que tenga que ver con derechos digitales en el país.

A la pregunta de la mayor censura de la página, se nos informó que actualmente Wikipedia se encuentra bloqueada en China, el cual es el país de mayor censura para ellos en el mundo, Jimmy Wales mostró su desacuerdo y su interés por resolver el caso.

Siguiendo con la información que la gran enciclopedia nos puede brindar, Iván comentó que las páginas más visitadas de Wikipedia no son sobre ciencia, sino sobre entretenimiento, como deportes o artistas, si bien temas de historia y política compiten por el primer puesto.

Me aventuré a levantar la mano para preguntarle al director de Wikimedia México respecto a la información que pudiera proporcionar a Cinco Centros sobre la cantidad de visitas que se tienen al mes en la edición náhuatl de la Wikipedia y la importancia de la misma para las comunidades indígenas, a sabiendas de las limitaciones que las mismas puedan tener respecto al acceso a internet. Para nuestra mala suerte y la de ustedes, no tuvo los datos a la mano de las consultas de la Huiquipedia pero afirmó que no es una cantidad pequeña; también, dijo que a diferencia de lo que pensamos la mayoría, las comunidades indígenas tienen cada vez más acceso al libre internet y que son ellos mismos los que se acercan a la Fundación a ofrecerse como colaboradores en su lengua nativa.

La presentación de la edición 2015 de Wikimanía terminó con una gran frase que dijo el fundador de Wikipedia:“Todo aspecto de la vida humana merece ser aprendido”.

Me acerqué a registrarme para obtener una muy breve entrevista con Iván Martínez y después de hacer fila tras otros periodistas ansiosos, por fin pude hacerle un par de preguntas:

G: ¿Cuáles son los próximos proyectos de Wikimedia en México, a futuro?

I: En lo que queremos trabajar mucho es en accesibilidad, seguir concientizando a las personas involucradas en el acceso a la tecnología, para que puedan apoyar nuestra misión. Lo que queremos es seguir ampliando la base de profesores que trabajan en el sistema educativo. Hay muchas escuelas interesadas y agencias gubernamentales no lucrativas, institutos culturales; hay personas que quieren trabajar con Wikipedia en México. Con universidades hay contacto de rectorías, nos dicen: “vengan, hacemos algo”. Lo que también nos limita mucho en México es que nosotros dependemos de la buena voluntad de las personas. [En] Wikimedia México todos sus colaboradores, su mesa directiva, son voluntarios; no percibimos un solo peso por eso. Entonces no tenemos donaciones de ningún tipo, vivimos de los fondos que nos da la Fundación Wikimedia, entonces también queremos acercar donaciones que nos permitan facilitar nuestro trabajo en México.

G: ¿Para las personas que no pertenecen a una gran institución y quieren acercarse a hacer la labor altruista de colaborar con ustedes qué les recomiendas para estar con ustedes?

I: Les recomiendo alzar la mano a Wikimedia México. Nosotros tenemos un programa de voluntariado y hay muchas personas que dicen; “a mí no me gusta escribir” Entonces pueden ayudar tomando fotos, organizando los eventos; la variedad de cosas que pueden hacer en Wikimedia México es muy amplia.

G: Por último, ¿Se tiene pensada alguna otra lengua indígena a futuro en Wikipedia?

I: Depende de su ánimo. Depende totalmente de su buena voluntad.

G: Entonces le haces una invitación a la gente a que se una.

I: Totalmente, totalmente. Que nos busquen y trabajamos con ellos.

Así que ya saben, si están interesados en colaborar con la labor altruista de deWikimedia, ellos los esperan con las manos abiertas, para ampliar y mejorar la libre difusión de la información por internet. Asímismo, si son hablantes de alguna lengua indígena o conocen a algún indígena que tena interés en crear una nueva Wikipedia, son bienvenidos, no sólo de México sino de toda América Latina. Sería interesante saber que en un futuro habrá Wikipedía en Otomí, Quechua o mapuche. Por lo pronto, conformémonos con esperar ansiosamente la Wikipedia en Mixteco y en Maya yucateco.
No dejen de asistir a la Wikimanía, termina el próximo domingo y habrá conferencias sumamente interesantes. Todo ello en el Hotel Hilton Reforma, ubicado sobre Avenida Juárez, justo enfrente de la Alameda.

Un poema

Nieve
Nieve

Por Gilberto Blanco

Nieve en su piel

Otra vez para Abbi

Señorita con nieve en su piel

Y en sus ojos dos gotas de miel:

 

A veces los recuerdos

Nos llegan con tormentos

Con lágrimas y nostalgia

De una vida ya pasada,

Olvidada o abandonada

Por el aplastante paso del tiempo

Juez supremo de nuestra mente y cuerpo.

 

Sin embargo la vida,

Esa extraña melodía

Que nos deja ver un nuevo día,

También nos da la oportunidad

En aquellos días de añoranza

De volver a soñar, recordar y disfrutar

De aquellas sonrisas, amistades y andanzas

Que nos llenaron de cientos de esperanzas.

 

Nos da la oportunidad de revivir

A personas que en el camino se adelantaron,

O de volver a reír

Con los amigos que se separaron

De nuestro camino del destino.

 

¿Acaso no es hermoso

Repetir aquél primer beso,

Primer caricia, o el primer verso?

 

En verdad le digo

Señorita de labios sabor frambuesa,

Dentro de todo el dolor de extrañar

Si cierra los ojos podrá encontrar

Una rara y misteriosa belleza

Aquél placer de la travesura infantil,

O quizá un amor juvenil,

Las amigas hoy desconocidas

Que sin embargo le llenaron

De alcohol y risas unos días.

 

Y si acaso el dolor de las heridas,

Que el tiempo cura pero no sutura

Le duelen más que esa aventura

A la que llamamos torpemente vida,

Recuerde usted,

Señorita de piel sabor durazno,

Que si fue feliz en su momento

Debería serlo ahora al recordar ese sentimiento.

 

Mas si el recuerdo es algo poco grato,

Y a su memoria no le causa agrado,

Sepa usted que no hay mejor alegría,

Que la que viene después de la melancolía,

Porque sólo así se es plenamente consciente

De que ser feliz sólo es para el valiente

Que supera con esmero

Ese veneno del recuerdo.

Y yo sé que usted,

Señorita, cuya lengua reptante

Agita mi corazón palpitante,

Es no sólo valiente,

Es usted una guerrera, que saldrá triunfante.

 

Y si acaso este poema

Esta rima

Esta estrofa

No la llena, no la anima,

Señorita con belleza de valquiria,

Le ofrezco a usted, mi simple compañía,

Acompañada de un tierno beso,

Que le mando junto a este verso,

Para calmar su agonía,

Con mi amor y mi mano amiga.

 

Porque sepa usted,

Señorita ojos color de miel,

Y de blanca, suave y deliciosa piel,

Que un día lo prometí y sigo fiel,

Con mi amistad y compañía,

Más ahora le brindo mi corazón sincero

Y un amor verdadero

Jamás perecedero.

A veces

Mirador - Imagen pública
Mirador – Imagen pública

por Gilberto Blanco

A veces
cuando la oscuridad de la noche
es más grande que la de nuestra soledad,
y cuando el frío del viento
es más helado que nuestros corazones,
bajo los brazos rendido y levanto la vista implorante
a esa luna gobernante;
contemplo las estrellas con melancolía
y les pregunto:
¿Dónde quedó la causa de nuestra alegría?

A veces
Cuando miro al horizonte
Y contemplo la montaña
Que alguna vez fue imponente
Y ahora, triste, se desploma impotente
me siento a sus faldas
y le cuestiono:
¿Dónde quedó nuestra fortaleza
Que algún día nos cimentó y nos dio belleza?

A veces
Cuando la espalda se doblega
Bajo el peso de la ausencia de un colega
Y la mirada se ve obligada
A mirar al suelo humillada
Veo la tierra seca y llana
Y con duda yo le escribo:
¿Dónde quedó esa agua
Que nos sustentaba y embriagaba?

A veces
Cuando gana la melancolía
Y logro convertirla
En esta triste poesía,
En mi soledad controvertida
Copulo con la luna
Mientras le canto esta dulce melodía:
“¿Dónde quedó esa risa
Que nos alentaba con su brisa?”

A veces
Y sólo a veces
Cuando el corazón
puede más que nuestra mente
Me miro al espejo de la razón
Y me siento impotente,
Entonces me pregunto
Con el corazón doliente:
¿Es que alguna vez
Volveré a ser valiente?

Mas sé bien
Que algún día la vista alzaré
Así sea el día de mi muerte
Pero ya no dudaré.