Archivo de la etiqueta: Galería

NABIS, nuevo puente para el arte

por José Luis Dávila

El arte contemporáneo de México se encuentra en un momento de doble descentralización; por un lado, la producción artística tiene ya varias décadas en la lucha por dejar de validarse sólo al centro, a lo que las capitales, en especial el Distrito Federal, acogen como representativo del arte mismo, lo cual es en parte debido al gusto de la mayoría (una mayoría que no homogénea respecto a conocimientos estéticos, ni subjetivos ni académicos) y en parte a la crítica especializada, la cual no se interesa mucho por salir en plan Indiana Jones para poder descubrir nuevos tesoros y se conforma con lo que le llega ya casi ready made para poder asumir y expresar un juicio de valor desde contextos que no encajan en la creación que se le pone enfrente pero que funcionan para la crítica misma.

Sin embargo, el segundo frente de la descentralización del arte contemporáneo en nuestro país es el de traicionar al primero: si hay tantos años en la misión de alejarse del centro, y poco se ha logrado (pues todo inevitablemente pasa por ese centro), entonces lo mejor es realizar la operación contraria: acercar al centro para irrumpir en él con obras que puedan darse a conocer en espacios concretos, dedicados a lo periférico pero haciéndolo desde el punto de partida primigenio. Para esto siempre es necesario la participación de lugares que alberguen y difundan, que reciban, compartan y, por qué no, también comercialicen, al arte y sus producciones.

Desde dicho espíritu nace NABIS, espacio de arte, que aspira a funcionar como un puente entre el arte de Oaxaca y Puebla, un puente entre artistas y públicos, y donde a partir de esta semana se encuentra una colección de 22 artistas oaxaqueños como parte de su muestra de inauguración, la cual es un recorrido de colores y formas diversas, transiciones de nuestra actualidad en cuanto representaciones tanto introspectivas como decorativas de las preocupaciones de cada uno de los nombres que se encuentran al lado de las pinturas y esculturas.

De cierta forma, NABIS es una propuesta concreta que podría ir más allá de su objetivo principal. La construcción de un espacio de arte, como su nombre lo indica, debe llevar a un desenvolvimiento natural de alejarse de la convención de las galerías para ofrecer un distintivo que los caracterice, la idea, precisamente, de un espacio que genere no sólo exposiciones, sino que contribuya al mundo y mercado del arte en la formación y afianzamiento de nuevos nombres que tengan a NABIS como referencia de una nueva genealogía de artistas, algo que nos hace falta.

Sea, pues, bienvenida esta nueva propuesta, y esperemos que logre establecerse como uno de los nuevos centros de arte en Puebla.

Anuncios

Lo individual colectivo: sobre 9×9=27

9x9=27 - Fotografía por Gerson Tovar
9×9=27 – Fotografía por Gerson Tovar

por Isaías Tovar Carreón

Empezaré diciendo que toda apreciación del arte está plagada de una esencial subjetividad, eso es lo que pasa con el arte, te gusta o simplemente no te gusta, independientemente del conocimiento que podamos tener sobre vanguardias, estilos, formas de apreciación. Tal vez pueda parecer tajante pero no es así, sabemos que más bien es gradual o parcial, me refiero con esto a que los elementos de una pieza musical o una pintura no agraden completamente, existirán elementos que sobresalen de otros. Es como percibí 9×9=27 (expuesta en la Galería Wandell), por supuesto con lo dicho hasta ahora no niego el talento de los nueve pintores, ya que mostraron sus capacidades de creación y originalidad.

9x9=27 - Fotografía por Gerson Tovar
9×9=27 – Fotografía por Gerson Tovar

Considero como bien logrado el trabajo de organización y acoplamiento del equipo. El collage de ideas presentadas me hizo recordar obras surrealistas como las de El bosco, sin afán de encasillar o poner etiquetas al trabajo presentado. El ambiente de las pinturas tenía un aura sobria aunque impregnada de color que dotaba un cierto dinamismo. La saturación, el conflicto es apreciable en la mayor parte de los cuadros.

9x9=27 - Fotografía por Gerson Tovar
9×9=27 – Fotografía por Gerson Tovar

Lo más llamativo de las obras fue presentar el proceso de creación en forma de tiras fotográficas. Mostraron como cada elemento iba siendo añadido, como cada idea original se acoplaba con la anterior. Esto sirvió para exhibir el carácter individual y al mismo tiempo colectivo de las obras. La exposición muestra, de manera general, un ambiente de armonía creativa, por tal razón no hablade ningún autor o pintura en particular, sino apreciarla como un todo.

Eclecticismo poblano: sobre la exposición de Nora Adame y Alejandro Osorio

Nora Adame, Alejandro Osorio, José Lazcarro - Fotografía por Jessica Tirado
Nora Adame, Alejandro Osorio, José Lazcarro – Fotografía por Jessica Tirado

por José Luis Dávila

Está, de entrada, una primera idea del arte; la idea que se supone formal y crítica, que busca afianzar la armonía estética sólo dentro de los márgenes convencionales de los marcos de madera y la escultura en mármol, por decir algo. Y esa idea lucha por sobreponerse ante las otras, por dejar clara su supremacía respecto a las nuevas formas de hacer arte, las cuales tratan de fijarse en el imaginario moderno mediante validaciones discursivas que les permitan agenciarse un espacio definitivo, sin los peligros de ser desplazados cuando a quienes les gusta más la idea formal del arte se les ocurra convencer de que esto nuevo no es más que una moda, sin contenido ni trasfondo.

Lo que hay que entender es que el arte no es cosa de “acá lo que se queda y acá lo que se va”, o de formar un gusto general que determine lo que es capaz de ser arte. No, lo que se debiera comprender es que una propuesta estética tan libre es que se puede crear y concebir por medios y recursos que no se toman en cuenta de modo regular, porque de principio el arte no es regularidad, es detalle y singularidad en diálogo con el espectador.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Así pues, Nora Adame y Alejandro Osorio son esa combinación de talento que muestra una perspectiva distinta para la creación artística, una que no muchos valoran pero que demasiados están en vías de apreciar hoy en día: el entrecruzamiento, la hibridez casi extrema, un nuevo eclecticismo que aborda las raíces de México en composición con el trabajo de diseño, la consonancia de los bordados artesanales con los bordados sobre las paredes de las ciudades que son los grafitis. Los colores y las formas ya están muy lejanas de ser la base de la belleza en tanto se encuentren balanceadas; si atendemos al nombre de la muestra que tienen en La Galería Lazcarro, Erasing the meaning from the wall, lo que ellos proponen es el desborde tanto de lo concreto del arte como de su significado por medio de borrar las formas comunes y re-escribir con los elementos que mejor les acomoden a sus necesidades expresivas, no importando si el resultado es un collage de texturas y figuras fuera de las convenciones.

En fin, la exposición de Adame y Osorio es algo que no se puede dejar pasar para empezar a abrir la mirada hacia nuevos cruces de la materia y la memoria.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.