Archivo de la etiqueta: Fototeca Juan Crisóstomo Méndez

Always somewhere: la música en la imagen.

por José Luis Dávila

Son los gritos, la expectación, los empujones, todo al mismo tiempo. Las primeras notas entonces, y sale la banda hacia los reflectores. Los amplificadores esparcen el sonido por todo el lugar, se mete por los oídos, sale en los movimientos, en las cabezas que van de atrás hacia adelante, de adelante a atrás. Los ojos de cientos, muchas veces de miles, sobre los escenarios, los ojos que esperan capturar instantes para guardarlos, para apalabrarlos, para compartirlos, para tenerlos presentes cada que el recuerdo ataque, cada que se escuche de nuevo esa canción dondequiera que se esté, que se escuchen los gritos, vuelva la expectación, se sientan los empujones, todo al mismo tiempo desde las primeras notas a las últimas, mientras, con los ojos cerrados, se ve a la banda bajo los reflectores.

Rebeca Martell tiene la capacidad de concentrar toda esa experiencia en sus fotografías. Cada una de las piezas que componen la exposición Always somewhere, presentada en la Fototeca Juan Crisóstomo Méndez, evoca la idea del momento transcurrido dentro del click, la idea de la atemporalidad de los ídolos ajenos y propios, una atemporalidad tanto social como personal, representativa de la música que a ella le atrae como canto de sirenas: el rock en la amplitud de sus variaciones.

Always somewhere tiene el discreto encanto de la sensibilidad musical en la imagen, y es por ese valor que debe ser visitada. Cada una de las piezas que muestra es también contenedora –quizá fuera de intención– de la fuerza que existió dentro del margen experiencial de la fotografía; en todo caso, Martell logra transmitir la emotividad del momento casi efímero que sucede dentro del concierto y, por medio de su cámara, deja que ese momento suceda en la sala de exposición para el espectador.

Para todo amante de la música esta es una exposición imperdible.

Anuncios

Interiores que habitamos: Aurora Valade en la Fototeca

Interiores Mexicanos, de Aurora Valade -  Fotografía por Dalia Ruíz
Interiores Mexicanos, de Aurora Valade – Fotografía por Dalia Ruíz

Habitamos espacios atiborrados de nosotros mismos, enmarcados por obsesiones y recuerdos, líneas que delimitan aquello que somos. En México tendemos a intimar con lo que nos atañe, con lo que nos rodea, no sólo a interiorizarlo. Interiorizar es guardar, esconder hasta de los propios pensamientos, intimar es estar ligado a ello y aceptarlo como es. Somos un compendio de esas intimidades, las cuales nos parecen naturales pero para la mirada ajena, para ese otro que está observando desde una cultura distinta, éste es un fenómeno curioso, metáfora de las relaciones sociales que establecemos; esa intimidad es lo que llena, objetiva y simbólicamente, los espacios que vivimos.

Interiores Mexicanos, de Aurora Valade -  Fotografía por Dalia Ruíz
Interiores Mexicanos, de Aurora Valade – Fotografía por Dalia Ruíz

Así pues, la fotógrafa Aurora Valade se vale de esta forma de construcción del espacio propio para retratar a una serie de íconos mexicanos capturados en espacios donde se ven rodeados de lo que representan tanto para el imaginario colectivo. Este trabajo lleno de color y una especie de barroquismo contemporáneo se concentra bajo el muy preciso título de Interiores Mexicanos, formando parte del programa cultural Mano a mano, el cual toma como referencia el concepto de mirada para enlazar a Francia con nuestro país.

Interiores Mexicanos, de Aurora Valade -  Fotografía por Dalia Ruíz
Interiores Mexicanos, de Aurora Valade – Fotografía por Dalia Ruíz

Interiores Mexicanos llega a la Fototeca Juan Crisóstomo Méndez como una puesta en perspectiva de la forma en que interactuamos con el entorno cultural social y personal del que partimos como habitantes de un tan país rico y expresivo como el que tenemos; esto es algo que vale la pena ver sin falta, un motivo para entender, desde la visión de Valade, al presente que hemos conformado en los últimos años.

por José Luis Dávila

Puebla Verano 2015 IdentificARTE

santamonica1

Por Emanuel Bravo Gutiérrez

El día viernes 17 de julio se presentó en el Museo del Tecnológico de Monterrey la Promoción Nacional de Verano 2015 IdentificARTE que tiene como objetivo crear un puente de comunicación entre el visitante y los museos a través de sus colecciones.

En esta promoción de verano, los niños y jóvenes entre 5 y 15 años podrán visitar los museos dentro y fuera de la ciudad de Puebla de manera gratuita durante el periodo vacacional que abarca del 19 de junio al 16 de agosto. Los museos inscritos en este programa son: Museo Amparo, Museo Regional del INAH, Casa de la Música de Viena en Puebla, Museo Taller Erasto Cortés, Museo Nacional de los Ferrocarriles Mexicanos, Museo del Tecnológico de Monterrey, San Pedro Museo de Arte, Museo Regional Casa de Alfeñique, Museo José Luis Bello y González, Museo UPAEP, Museo del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos, Biblioteca Palafoxiana, Ex convento de Santa Rosa. Cocina de talavera, Fototeca Juan Crisóstomo Méndez, Capilla del Arte UDLAP, Museo José Luis Bello y Zetina, Museo Universitario Casa de los Muñecos, así como la Zona Arqueológica de Cantona, Museo Fuerte de Guadalupe, Ex convento de Huejotzingo, Museo Fuerte de Loreto Museo de Arte Religioso. Ex convento de Santa Mónica del (INAH).

Los museos proporcionarán además visitas guiadas, talleres, rodadas ciclistas y demás actividades que apoyen la participación del público joven en el conocimiento del patrimonio cultural poblano.

santamonica3

Durante la rueda de prensa se presentó también la fecha para la siguiente Noche de Museos, la cual será el día 24 de julio. En esta noche los museos darán entrada libre y visitas guiadas al público hasta las 21 horas.

Documentación de un movimiento: Re-existencias de la diversidad

El mayor reto que tenemos como sociedad es reconocer las diferencias que rompen la regla. Es bien fácil, muy fácil, quedarse en la zona de confort que da la uniformidad sin atender a eso otro que existe más allá de las fronteras delimitadas por la cortedad de vista que queremos tener.

Ante esta cortedad de vista, el movimiento LGBTTTI de Puebla expone Re-Existencias de la diversidad en la Fototeca Juan Crisóstomo Méndez, una muestra retrospectiva de los avances que han logrado desde hace décadas, con la esperanza de seguir en la vía del cambio de perspectivas, de pasar de la tolerancia social sobre sus preferencias sexuales y afectivas, al respeto por la diversidad y elección de cada uno.

Compuesta por un registro fotográfico extenso, la colección está orientada a celebrar y denunciar a la vez. Va de la festividad que relatan las imágenes sobre las marchas del orgullo que se han realizado en la ciudad a la demanda de justicia para quienes han sido víctimas de la violencia irracional incapaz de aceptar que la libertad trasciende a las normas establecidas por un sistema moral fundado en ver a lo que es diferente como algo malo, etiquetándolo precisamente como diferente, cuando en realidad solamente es cosa de diversidad, una diversidad que debe ser respetada por todos.

Técnica e inventiva: Noches cromáticas de Michel Séméniako

Noches cromáticas - Fotografía por Jessica Tirado Camacho
Noches cromáticas – Fotografía por Jessica Tirado Camacho

Staff Cinco Centros

Hemos olvidado lo que significan tantas palabras, lo que nos quieren decir está más allá de lo que les escuchamos decir cuando las decimos. Las usamos de forma adecuada, sí, pero no implicando todas las posibilidades de las que son capaces. Por ejemplo, la palabra fotografía, una escritura con la luz, porque en verdad lo que construye la imagen es la luz, es lo que define los contornos, lo que da forma y sentido. La luz moldea aquello que se encuentra dentro de la lente. Esto lo entiende bien Michel Séméniako.

Noches cromáticas - Fotografía por Jessica Tirado Camacho
Noches cromáticas – Fotografía por Jessica Tirado Camacho

En sus Noches cromáticas, presentadas en la Fototeca Juan Crisóstomo Méndez, Séméniako usa esta idea primigenia de la fotografía para resaltar elementos que contrastan dentro de su obra. Quizá lo más afortunado de su trabajo es precisamente que nos hemos olvidado de las palabras y su significado, porque así nos sorprende con este uso vivo y orgánico de la imagen manipulada en su base sensible que es la luz. La exposición se centra en espacios nocturnos alterados que por un momento llegarían pensarse como manipulaciones digitales, y sin embargo no, sino que son producto de la misma idea escritural de la luz por sobre la captura del instante. Manipulación de las palabras (visuales, se podría llegar a decir), como la literatura misma.

Noches cromáticas - Fotografía por Jessica Tirado Camacho
Noches cromáticas – Fotografía por Jessica Tirado Camacho

Hay en la obra de Séméniako la posibilidad de encontrar lecturas sobre los lugares que enmarca que no podrían ser en la obra de otro fotógrafo, esto es gracias a su inventiva tanto técnica como intuitiva, y es algo que no se puede dejar de ver ahora que se tiene oportunidad.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.