Archivo de la etiqueta: Editorial Sexto Piso

Hunter S. Thompson y sus días en Hawaii

La maldición de Lono - Imagen pública
La maldición de Lono – Imagen pública

por José Luis Dávila

Lo leí en un día, y no creo que haya mejor manera de leerlo. Corrijo. No creo que haya ninguna otra manera de leerlo. Absolutamente ninguna. La prosa de Thompson es una línea de cocaína, pura en su artificialidad, y debe aspirarse como tal. Cada página está llena de desencanto por la conciencia, como si la aversión a ésta fuera necesaria para vivir plenamente. Cada paso que da en su relato de los días en Hawaii tiene en sí la necesidad de demostrar que no hay nada para demostrar, que la vida es un lugar tan común que sólo los dispuestos a animarla por cualquier medio merecen estar en ella.

La maldición de Lono, como libro de viaje, explora y desentraña las valoraciones de lo paradisiaco en un retrato pintado por las palabras de un periodista descarnado como lo fue Hunter S. Thompson, mientras que como reportaje, demuestra la necesidad de los individuos por probarse ante los demás a través de competencias que resultan incomprensibles cuando se les piensa detenidamente, haciendo de ello una crítica ácida y hasta grosera de ese onanismo que llenaba los vacíos morales con los cuales dieron inicio los 80’s.

Hunter S. Thompson - Imagen pública
Hunter S. Thompson – Imagen pública

En todo el texto, bajo la forma de comentarios mordaces y decisiones ridículamente funcionales y prácticas, el autor nos conduce por las islas de Hawaii y sus mitos inherentes, evadiendo las consecuencias de los problemas que él mismo produce y responsabilizándose por las vidas de otros, encontrando personajes que le hacen confirmar sus suposiciones sobre cómo es que se interactuaba en esa modernidad podrida.

A años de su fallecimiento, la voz de Thompson tiene actualidad. Su desenfado en la escritura, su soltura para contar, es algo de lo que muchos carecen. En La maldición de Lono no hay más poética que la verdad. Es, pues, un libro que no busca nada sino ser en sí mismo, igual que su autor lo fue; un libro que todos deberíamos leer así, sin motivo ulterior, sólo para ver cómo es que alguien se deja ser, para dejarse ser con él.

La maldición de Lono (2016), en Editorial Sexto Piso 

Anuncios

HIT EMOCIONAL, de Juanjo Sáez

Juanjo Sáez
Juanjo Sáez

De Sonic Youth a Los Planetas, de Radiohead a Animal Collective, de Lcd Soundsystem a Arcade Fire, de The Smiths a The StrokesJuanjo Sáez retrata sus pasiones musicales y su educación sentimental en este libro inconmensurable, destinado a perdurar. Como él mismo confiesa en estas páginas: «Yo, hace veinte años, ya era un nostálgico cuando todavía no había perdido casi nada».

Hit emocional no es solamente un manifiesto de amor absoluto al rock, sino, muy especialmente, una emotiva reflexión sobre las maneras que tiene la música de deslizarse en nuestras vivencias y redimensionarlas. Así, al hablar de los grupos que le gustan (o que le gustaron), Juanjo Sáez esboza una sentida autobiografía en la que la música se convierte en el hilo conductor que remite a lugares, momentos y personas. A lo largo de trescientas páginas memorables, esta novela gráfica, donde encontraremos el inconfundible estilo del autor (y su mezcla de humor y nostalgia), nos recordará por qué amamos tanto la música, y también a aquellos con quienes la descubrimos y la compartimos.

Hit emocional - Portada
Hit emocional – Portada

JUANJO SÁEZ nació en 1972 en La Sagrera, Barcelona. Estudió Arte, Diseño y Pintura en la escuela Massana. Durante los años noventa comenzó a colaborar en fanzines como dibujante y autor. De ahí empezó a trabajar con revistas de carácter cultural, como la revista musical Rockdelux, así como en otros medios editoriales como el suplemento La Luna de El Mundo, la revista Qué Leer, El Periódico de Catalunya o El País. Actualmente colabora en el Diari Ara.

La voluntad de los objetos, de Abraham Cruzvillegas

La voluntad de los objetos - Portada
La voluntad de los objetos – Portada

Mi abuelo siempre ha contratado al mismo hombre desde hace cuarenta años para hacer los arreglos de la casa. Desde pequeño recuerdo a ese señor jalando botes de mezcla y amarrando varillas con alambre requemado, ayudado por su chalán (también el de siempre, de casi la misma edad), dando un sorbo a su cerveza de rato a rato. Cuando leí el nuevo libro de Abraham Cruzvillegas, la imagen de esos dos fue lo primero que me vino a la mente. Había entre ellos una fraternidad extraordinaria con los materiales, como si en el cemento y la cal habitaran recuerdos que vuelven a vivir cuando están en contacto.

En La voluntad de los objetos (Sexto Piso, 2014), Cruzvillegas hace precisamente eso: detona vivencias por medio de la relación que tiene con su entorno y reflexiona a través de ello; se encuentra a sí mismo rodeado de un mundo que le fascina porque lo ha vivido, porque lo ha sentido y lo ha pensado, expresándolo en forma de ensayos. El punto central consiste en no olvidar que está haciendo una autoconstrucción desde la memoria, desde el pasado latente y, por lo tanto, desde el interior de su experiencia, justo como los albañiles de mi abuelo, dejando que la materia de la que están compuestas las cosas se desempeñe entre sus manos sola, siendo un medio para que el resultado -la estructura y los acabados- sea lo que los refleje como parte de ella y no al contrario, porque los objetos tienen una autonomía que transporta al sujeto como nunca hubiera imaginado, un sentimiento que comparten los textos del libro.

Abraham Curzvillegas - Imagen pública
Abraham Curzvillegas – Imagen pública

Este libro es una invitación a la autoexploración de los lugares que hemos sido y la forma en que el entorno nos incide, desde una premisa implícita: dejar que eso que nos rodea nos cuente quienes somos desde la relación que tiene con nosotros.

Leer adelanto desde aquí

por José Luis Dávila

Un retrato del mundo que vivimos: El Sistema, de Peter Kuper

Peter Kuper - Imagen pública
Peter Kuper – Imagen pública

Estamos enredados todos, implicados todos, en esa maraña que es la vida cotidiana dentro de los márgenes establecidos por fuerzas que nos sobrepasan, fuerzas que a falta de rostro son conocidas simplemente como El Sistema; y como todo sistema, cada parte, cada pequeña parte movible es fundamental para que funcione la maquinaria, por mínima que sea su función.

El Sistema - Peter Kuper
El Sistema – Peter Kuper

Lo anterior es, en líneas generales, el argumento que Peter Kuper deja entrever sobre su novela gráfica titulada precisamente El Sistema, publicada recientemente por Editorial Sexto Piso. Esta historia es una aventura visual que viñeta a viñeta retrata una sociedad alienada, determinada a la mecanización de sus procesos vitales, haciendo que todos aquellos que respiren, lo quieran o no, estén comprometidos con cumplir su parte para que los engranes sigan en movimiento.

El sistema - Portada
El sistema – Portada

Pero más allá de la crítica social, El Sistema es un despliegue narrativo de gran fuerza que se da el lujo de desechar los diálogos para dejar que sea la imagen pura el vehículo por el que se transmita la historia común que muchos se niegan a mirar cuando caminan por las calles de su ciudad.