Archivo de la etiqueta: Arcade Fire

Mis diez canciones favoritas

por José Luis Dávila

The Crystal Ship, de The Doors

El desapego a la realidad, la ansiedad por la pérdida, el dolor de las partidas, todo en una lluvia de palabras y notas que entierran a las sensaciones. La voz de Morrison, el teclado de Manzarek. Eran los 60’s trascendiendo en una canción. Krieger y Densmore en el fondo, sosteniendo la pieza. Como un vals por la finitud, sobre la marea de las emociones.

Sorted for E’s and whiz, de Pulp

¿Quién no ha cometido excesos? Las personas suelen ser descuidadas, impulsivas e inconscientes al menos una vez en la vida. Y luego avanzan, luego se cuestionan por qué actuaban así. Esta canción es sobre perderse en la inestabilidad, en el frenesí de una salida por la noche, con amigos, a consumir cualquier cosa que se tenga a la mano, porque cuando llegue la mañana habrá desaparecido la juventud. Habrá desaparecido la música que alentaba, las conversaciones sinceras, el brillo incierto del futuro se convertirá en la realidad pesada del presente. Pero mientras eso pasa, queda seguir girando entre todo lo demás.

N.I.B., de Black Sabbath

Un clásico, eso. ¿Habrá algo más para decir? Es pasión hecha música. Es muerte y vida dibujadas sobre el pentagrama. Imposible no emocionarse desde el inicio. Imposible no gritar “Oh,yeah”. Imposible no sentir.

Sway, de Dean Martin

Una canción de otra época, de un tiempo en que la idea del amor no estaba encarcelada por la aspiración a la vida marital feliz, sino que obedecía a sí misma, al amor por el amor, como el arte por el arte. Para resumir, un tiempo en que el tiempo del amor era la duración de una pieza musical bailada por dos, esos dos que estaban siendo realmente uno en el otro mientras a su alrededor la pista seguía girando a causa de los pasos que daban todos los demás. La profunda voz de Dean Martin narrando el amor como un encuentro fortuito, elegante, significativo, y no como una búsqueda patética, desesperada, frustrante.

Ocean breathes salty, de Modest Mouse

That is that and this is this, eso dice el coro de esta canción, aprender a aplicarlo es complicado pero no imposible, es como decir “acá lo que se queda, y acá lo que se va”, echar al cesto de la basura lo que deba ser echado y guardar lo que vale la pena; pero saber hacerlo, saber elegir es siempre un reto.

When the levee breaks, por Led Zeppelin

La original, esa con Joe McCoy y Memphis Minnie, fue escrita en 1929, dos años después de que se hubiera desbordado el Misisipi y cientos de familias quedaran bajo el agua. Esta de la que quiero hablar, grabada en 1971 por Zeppelin, es otra y es la misma. Así pasa con los covers, al menos con los buenos covers. Existe en sus notas el eco de la primera pero va más allá, se explora a sí misma, se interpreta distinto no sólo por el cambio de época o la instrumentación. Hay algo que la cambia, la hace dejar de ser un homenaje a las víctimas de una tragedia para convertirla en un viaje por dentro de sí mismo, como si lo que se desbordara en esa cadencia hipnótica que logran fuera el río emocional que todos llevamos dentro, inundando quienes somos de quienes verdaderamente somos.

Start a war, de The National

Como una canción de cuna, un arrullo luego de la pesadez del día, la voz de Matt Berninger declarando la guerra a las ilusiones perdidas, bombardeándolas hasta convertirlas en ruinas sobre las cuales poder reconstruirse uno mismo. Las expectativas, ciegas y sordas por el estruendo de las detonaciones, se quedan inertes ante la inmensidad de los pequeños versos y las aún más pequeñas notas. Una canción hecha para entender que a veces la guerra con el otro es también la guerra contra sí.

Ready to start, de Arcade Fire

Desde el inicio de su carrera, Arcade Fire ha sido una banda humana. Su cúspide es esta: Ready to start sube y baja de ritmo, lleva de la mano al escucha, lo deja plantearse un juego de sombras que es imposible ganar. Si el mundo te aplasta, qué más da, empiezas de nuevo, pase lo que pase, perder no es el fin sino el inicio de otra cosa, porque uno tampoco es un santo para creer que se merece siempre llegar a buen fin en cada intento que haga. Todo está abierto porque las posibilidades son infinitas, por eso la canción termina como termina, abierta en una exclamación: now, I’m ready, aunque no se sepa todavía para qué y, de cualquier modo, qué importa saberlo.

Under the bridge, de Red Hot Chili Peppers

Esta es una forma de cuestionarse la soledad, su falta o su exceso. Todos hemos sentido eso, el aire golpearnos mientras caminamos por las calles de nuestra ciudad, la ciudad que sea pero que podamos llamarla “nuestra”, como si toda la vida hubiéramos estado conectados a ella por intravenosa, como si nos llenara con un suero para combatir la necesidad de decirnos ante otros, de decirnos con otros. Todos tenemos un lugar preferido para estar en esa ciudad que es nuestra, donde no hay soledad aunque estemos solos.

Nothing from nothing, de Billy Preston

Billy Preston, maldito y genial, y espectacular, y todos-los-adjetivos-que-sean-necesarios, Billy Preston. Son menos de tres minutos en los que él inunda de funk las bocinas. Quizá sea exagerar, pero Nothing from nothing debería ser considerada como el himno de los 70’s. Es potente, es divertida, es profunda y superficial, se disfruta por igual en una pista de baile o sentado en un sillón. Devela, para mí, una de las grandes verdades de la vida: algo es algo.

Anuncios

Mis 20 mejores discos del año (Parte II)

por José Luis Dávila

10. Spiderbait – Spiderbait

Lanzamiento: 15 de noviembre de 2013

Spiderbait - Spiderbait
Spiderbait – Spiderbait

Estilos intercalados en un mismo disco; por momentos pop, por momentos garage rock. Canciones que levantan el ánimo con cada nota y hacen pensar las posibilidades que pueden alcanzar los sonidos clásicos que muchos han olvidado a la hora de componer.

Canciones destacadas: Supersonic, What You Get, Where’s The Baseline

9. The National – Trouble Will Find Me

Lanzamiento: 17 de mayo de 2013

The National - Trouble Will Find Me
The National – Trouble Will Find Me

Escuchar este nuevo disco de The National es entrar en un limbo emocional. Se va de la nostalgia a la esperanza por el porvenir, de las ganas de quedarse debajo de la cama para no ser encontrado por la tristeza de los rayos del sol a la necesidad de salir con euforia a reclamar por lo que uno se merece. Es un disco en el cual uno se reconoce infaliblemente.

Canciones destacadas: Graceless, Sea Of Love, I Need My Girl

8. Phosphorescent – Muchacho

Lanzamiento: 19 de marzo de 2013

Phosphorescent - Muchacho
Phosphorescent – Muchacho

Despertar y salir de la cama con la mejor actitud a enfrentar cada complicación, eso es lo que transmite este material de Phosphorescent, una de las mejores bandas de folk en estos años. Y no es que sea un disco precisamente alegre, aunque tiene sus momentos, sino que hace sentir que todo va a estar bien aunque esté mal.

Canciones destacadas: Muchacho’s Tune, Song For Zula, Ride On / Right On

7. Foals – Holy Fire

Lanzamiento: 11 de febrero de 2013

Foals - Holy Fire
Foals – Holy Fire

Uno de los más esperados por muchos fue este disco que en el segundo mes del año llegó a nosotros. Si se ha seguido la trayectoria de Foals será fácil entender el sonido que Holy Fire contiene: luego de un frenético Antidotes, en 2007, y un Total Life Forever que cambió al extremo opuesto en 2010, con canciones lentas e introspectivas que pasan de ritmos lentos a cúspides casi épicas (como en Spanish Sahara), ahora tenemos la mezcla de ambos sonidos, en una placa que demuestra la madurez de una banda que promete dar mucho más.

Canciones destacadas: Late Night, Inhaler, Moon

6. Sigur Rós – Kveikur

Lanzamiento: 12 de junio de 2013

Sigur Rós - Kveikur
Sigur Rós – Kveikur

Desde Islandia nos llega esta obra maestra de rock alternativo, con un enfoque más oscuro de parte de la banda en comparación con sus anteriores trabajos, como el Valtari del año pasado. Son piezas largas, como ya nos tienen acostumbrados, en las que no hay ni un momento que pueda sonar a relleno, con melodías sólidas que hacen entender cada una aunque no se hable el idioma.

Canciones destacadas: Isjaki, Brennisteinn, Kveikur

5. Paul McCartney – New

Lanzamiento: 14 de octubre de 2013

Paul McCartney - New
Paul McCartney – New

Pensaba que la carrera del ex beatle estaba hundida en una repetición constante de la formula melosa y poco arriesgada que ha cultivado durante toda su trayectoria como solista, y de eso fue la cúspide su disco anterior (Kisses on the Bottom, 2012). Sin embargo, a un año se ha ganado mi respeto. New es un disco verdaderamente distinto a todo lo que ha hecho, cada canción tiene giros de tuerca inusuales para el McCartney que habíamos escuchado últimamente. Esperemos que siga por este camino de la renovación que le hacía falta.

Canciones destacadas: Appreciate, Queenie Eye, Alligator

4. Black Sabbath – 13

Lanzamiento: 7 de junio de 2013

Black Sabbath - 13
Black Sabbath – 13

Este año la formación original de Sabbath lanzó su decimonoveno álbum de estudio, siendo el primero desde el Never Say Die! de 1978 en el que la voz es Ozzy Osbourne. En 2013 pudimos escuchar trabajos como el Super Collider de Megadeth o el debut de Newsted, llamado simplemente Heavy Metal Music, que regresan la esperanza para que este género siga vivo pese a todo el alud de discos que dejan bastante que desear, pero es 13 el disco que ha más ha contribuido a eso, pues hace regresar la idea de que el metal es la nueva música clásica por su capacidad para transmitir emociones variadas de un instante a otro.

Canciones destacadas: Pariah, End Of Beginning, Loner

3. Suede – Bloodsports

Lanzamiento: 18 de marzo de 2013

Suede - Bloodsports
Suede – Bloodsports

Quizá los segundos mayores exponentes del britpop, superados sólo por Pulp –y curiosamente separándose ambas bandas casi al mismo tiempo, a inicios de la década pasada–, se reunieron para producir este nuevo álbum en el cual escuchamos los sonidos con los que varios crecimos. Los temas giran en torno a las relaciones de pareja y las consecuencias para todas las partes involucradas, con melodías que ponen de manifiesto las emociones y con la voz de Brett Anderson, quien sabe poner la intensidad necesaria en cada palabra.

Canciones destacadas: What Are You Not Telling Me?, Sabotage, Hit Me

2. Nine Inch Nails – Hesitation Marks

Lanzamiento: 3 de septiembre de 2013

NIN - Hesitation Marks
NIN – Hesitation Marks

Varios proyectos de Trent Reznor, líder de NIN, vieron la luz desde que en 2008 editará el The Slip, mismo que tuvo la particularidad de ser distribuido gratuitamente a través de internet. Ahora, cinco años más tarde, Reznor ha marcado el regreso de este nombre a los escenarios con música apegada al rock industrial pero que no deja de tener tintes que la hacen bailable de cuando en cuando. En este sentido, Hesitation Marks es uno de sus discos más completos y que consolida una carrera de veinticuatro años que definitivamente tiene mucho más que dar.

Canciones destacadas: Satellite, Came Back Haunted, All Time Low

1. Arcade Fire – Reflektor

Lanzamiento: 28 de octubre de 2013

Arcade Fire - Reflektor
Arcade Fire – Reflektor

Un pastiche cuidadosamente planeado. Yuxtaposición de influencias musicales que no sobran ni faltan; no se entorpecen entre ellas para nada. Se merece el puesto número uno porque la ilación entre temas es perfecta, uno remite a otro, coexisten y se anclan entre sí para crear un mundo donde la conjunción de sonidos resulta en una vía más para conocerse desde el interior. Arcade Fire ha hecho un cuarto disco de estudio que brilla con intensidad y destella hacia todos lados, como una bola disco hecha de los reflejos que somos quienes lo escuchamos.

Canciones destacadas: Porno, Normal Person, It’s Never Over (Oh Orpheus)