Archivo de la categoría: Bis

Columna de Eims Miranda

Manifiesto del partido feminista

Feministas
Feministas

por Eims Miranda

Féminas del mundo, ¡uniros! y descubríos las chichis  y arrojadlas al fuego que de nada sirven, ellas no nos determinan, arrojad las cadenas de los guantes rojos de látex del número tres.

Anuncios

En las rocas (las cortinas)

Cortinas - Imagen pública
Cortinas – Imagen pública

por Eims Miranda

Una desgarradora lagrima
resbaló por tu camisa;
yo miraba al suelo,
miraba las cortinas;

y nos decimos mutuamente
“Madonna ha sacado un nuevo video”
y es todo
ya no hay nada, te decía:
sobra tanto hielo en la cocina,
tanto hielo en el baño del bar;
tantas lagrimas recogidas
en el cenicero, en el desván;

las lechugas están frescas en la ensalada César
y parece todo tan excelente
que nada más podría desear
sólo rueda el aire frío
en las cornisas
las cortinas danzan, viven, vienen y van.

Un mudo grito
filtraba tus pupilas
creando tormentas;
lo noté, en tus parpados se batían
la dialéctica del “ya no puedo”, “¿¡por qué me miras!?”

y encendí un cigarrillo
y miraba las cortinas
se asomaba el olvido
en forma de ventisca.

Donde se exige el fuego
ya no siento agonía
ya no siento ganas
ya no siento ni risa.

En las rocas derretidas
se reflejaba mi sonrisa;
derramaba el vaso una sola gota,
resbalando por tu camisa
hasta que dije por siempre
“¡ya no te quería!”

El Tango del Espacio

Tango - Imagen pública
Tango – Imagen pública

por Eims Miranda

Mentiste;
Tú me dijistes que eras una alienígena ancestral
sodomita y bien parecida;
que tu gran clítoris era normal;
que era parte de tu anatomía
astronautal;
y me dijistes;
que tus labios
estaban abajo,
en el ano;
que ahí te debía besar;
pero mientes,
¡ah! como mientes;
yo me llegué a enamorar;
abdujiste mis emociones
y ya al cielo no puedo mirar;
miro las colisiones de galaxias
y pienso que ahí;
muriéndote, cegándote de miedo
estarás.

Y te toqué
tus ardientes pectorales
espaciales,
donde veo en ellos
cada hebra de estúpido amor,
de ahí, amor mío
sostenés mi corazón.
Y yo por qué,
Te divertís y decís sin razón
que soy tuyo
pero yo sé que no.

Bis

Trapecio - Imagen pública
Trapecio – Imagen pública

por Eims Miranda

Buen día amigos;

Me place darles la bienvenida a Bis. la nueva columna de Cinco Centros, por Eims Miranda, que les presentará algunas de sus producciones, quizá no sean muy buenas, pero lo que publico es lo que más he querido o lo que he escrito con total entrega y amor. Me alegra haber sido invitado a publicar en la revista, espero permanezcamos largo tiempo publicando y claro, que les agraden mis publicaciones.

El tema principal de la columna será el espectáculo, así que siéntanse como si estuvieran a la vez en las gradas de un circo y al propio tiempo tras bambalinas. Espero disfruten este viaje a través de la lluvia generada por el fluir de los actos en el trapecio.

Cantos de risa y desesperanza

Contra, digo, a Rubén Darío

Yo soy aquel que no más reía

entre musas y ninfas la canción cortesana

que te llevare a desear mis labios

como si fuera fluir de vida

plegaría de esperanza.

Yo fui aquel que eterno azul reía

que entre mis manos contemplaba anillos que decían:

amarrada a la piedra

¡por siempre, por siempre serás mía!

Eres lo absoluto

que a mi espíritu aspira,

la voluntad que impulsa

a respirar el alma mía.

Yo seré aquel que entre campos rosas recogía

herido como el príncipe

que corre a despertarte del sueño de la vida

¡Oh eterno amado tú eres ese campo de espinas

que ocasiona reír, canto de esperanza

perdida!

¡Oh ,yo he nacido para ver morir esta nostalgia tuya!

tan cercano el labio,

tan cercano el día

de verte bailar con la duda desprendida

¡De que eres un ídolo, un tótem

tribal fantasía!

Que acerco con invocación en la despedida

¡Desprendiendo mis despojos

del alma herida!