Ghostbusters (2016): El innecesario remake

por Juanito Pereira

Seamos realistas, esta película desde su anuncio estaba destinada al fracaso. Esto no tiene nada que ver con el casting, pudieron haber puesto a cuatro personajes principales totalmente distintos y de cualquier manera esta película no hubiera sido buena. ¿Por qué? Pues porque la película original ha tenido más de 30 años para ganar adeptos – muchos la hemos visto una y otra y otra vez – al igual que todos recordamos a Bill Murray, Dan Aykroyd y compañía, en infinidad de roles que los han convertido en parte de nuestros actores favoritos. Ghostbusters (2016) no es una película buena, pero tampoco puedo decir que sea mala. Dicho esto, la trama de este intento de remake no me terminó de convencer. Es bastante enredado, aburrida a veces, y se traba mucho queriendo utilizar terminología ‘fantasmologica’ con un disque enfoque científico, que en lugar de ser chistoso, resulta bastante tedioso, pues es usado hasta el cansancio.

La primera hora de la película no me resultó aburrida, aunque trata de copiar muchas cosas que la original hizo, esta no termina por dar explicación a preguntas como: ¿De dónde sacan el dinero para sus inventos, para la renta, para pagarle al recepcionista, etc? -Porque he de decirles que en toda la película, sólo atrapan a un maldito fantasma y ni le cobran al dueño del lugar. – ¿¡Material radioactivo para los proton-packs!? -¡Claro, en 2016 debe ser muy fácil conseguir plutonio en la tienda de conveniencia más cercana!-

Ghostbusters (2016) abusa del uso de las Imágenes Generadas por Computadora (CGI siglas en inglés). Termina cayendo en el mismo error cometido por películas tales como Independence Day: Resurgence y Jurassic World. ¿Acaso los cineastas no han entendido que para que una película luzca de lo más lindo, deben de combinar efectos prácticos con CGI? J.J. Abrams nos enseñó en Star Wars episodio VII que la mezcla de ambas es la que da los mejores resultados, y deja satisfecha a la audiencia. Los fantasmas no dan miedo, se ven muy para niños por todos los colores tan burdamente brillantes que utilizaron para crearlos. Es como ver a Electro, de The Amazing Spiderman 2, una y otra y otra vez. Pero al ver que Sony produce este film, no me sorprende en lo más mínimo.

GB4

Ninguno de los personajes resulta ser ampliamente chistoso. Los roles que interpretan las actrices Kate McKinnon y Leslie Jones son los más destacables. Sin embargo, los avances de la película nos entregan las mejores bromas y esto termina por afectar el flujo de la película. Melissa McCarthy no me convence como una actriz de comedia, siempre parece que sobreactúa sus papeles. ¿Quieren ver una película donde es chistosa? Vean St. Vincent, donde aparece al lado de Bill Murray, en esa película su rol no es el de ser una mujer graciosa, sino seria, pero al ser un film bien escrito, el resultado es positivo.

No hay mucho más que pueda decir de Ghostbusters (2016). Es una película innecesaria, con actuaciones muy planas, sobrecargada de efectos especiales, y con cameos de los actores de la película original que resultan ser una desgracia y una vergüenza. Si no tuviera una subscripción mensual al cine que me deja ir a ver cuántas películas yo quiera, creo que no pagaría por haberla visto. Denle tal vez una checada cuando salga en Blu-Ray o formato digital. Mejor vayan a ver Finding Dory, esa sí es una secuela entretenida.

GB 2.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s