Steve Lukather - Imagen pública

Lukather vs. la música

Steve Lukather - Imagen pública
Steve Lukather – Imagen pública

traducción por E. J. Valdés

En esta época en que pareciera que el futuro de la música es el Internet tanto en creación, comercialización y monetización, y en el que Taylor Swift pareciera pelear por el artista como lo hacía Tron por el usuario, Steve Lukather, fundador de Toto y actual guitarrista de Ringo Starr & his All Starr Band, opina distinto. A través de su página de Facebook publicó el siguiente comentario, que me he tomado la libertad de traducir para los lectores de Cinco Centros. A ver qué opinan ustedes.

Solamente quiero saber una cosa: toda esta pontificación de que Spotify y similares son la “respuesta” y cómo es que “se le paga a los artistas”, etc.

¿Cuánto? ¿En serio? ¿Quién lleva los tabuladores y números?

Tal vez sencillamente no tengo idea. Yo no recibo dinero alguno y tengo muchas cosas allá afuera, producto de más de treinta y cinco años grabando discos.

¿Alguna vez han hecho cuentas de cuánto recibe un artista por canción vendida en iTunes? Vergonzoso.

Ahora si acaso estás con una disquera es incluso peor, pues ellos se llevan una buena tajada; el residuo luego de que todo ha sido dicho y hecho son centavos.

Demasiadas personas pueden hacer discos. Punto.

Ya no surgen artistas de catálogo en estos tiempos. Abundan los one-hit wonders. Triste, realmente.

Discos - Imagen pública
Discos – Imagen pública

Ahora las disqueras no asignan presupuestos como los de antes, cuando se producían grandes títulos que costaban dinero. Quieren generar ganancias de la nada y ser dueñas tuyas de por vida y de todo aquello que un artista produzca. Puedes vender un millón de dólares y aún así deberles.

Mi hijo de 25 años tiene amigos que han ganado discos de platino y viven en un apartamento-estudio de una sola habitación. Quebrados.

Por supuesto, antes a las disqueras les importaba la música e invertían en artistas con carreras a largo plazo que generaban dinero a largo plazo.

Claro, ellos se quedaban la mayor parte, pero en ese entonces invertían en ellos, creían en ellos y los promovían, de modo que había una justificación.

Ahora todo se basa en descargas y cuánto impacto tienes en Facebook o YouTube, plataformas que o bien no generan dinero o generan una mierda a corto plazo sin que puedas contabilizarlo y que, de hecho, apestan.

¿Qué demonios? La gente quiere ser famosa, no talentosa.

Es muy sencillo jugar a la estrella pop de mentiras hoy en día. Con tanto artificio, auto-tune, corrección de tiempo, cortar y copiar, etc. Joder, la mayoría de los jóvenes no tienen idea de cómo interpretar una canción de principio a fin en un estudio, afinados, en tiempo y con sentimiento. Qué raro.

Estoy en los estudios todo el tiempo y escucho lo que dicen productores e ingenieros, y aún así a nadie le importa que tal o cual, quien vendió una montaña de discos, no sepa cantar o tocar un instrumento.

Fabrican “McDiscos” para gente que ni siquiera escucha. Es música de fondo para que la gente busque pareja o mueva la cabeza mientras textea, llama por Skype o hace otras cosas. Ruido ambiental para el multi-tareas.

Se han ido los días de amar, diseccionar y discutir los contenidos de un disco; sentarse en silencio mientras suena, mirando las notas de la producción y las pocas fotos que compartían desde el estudio; imaginando cuán mágico debe ser el lugar donde se produce la música.

Se han ido.

Ahora necesitas el ocular de un joyero para leer los créditos en un álbum, si es que a alguien le importa. A la mayoría ya no.

Así que si vas a culpar a los “viejos y anticuados” artistas, quienes son los únicos auténticos que quedan, y quienes pueden producir un gran álbum que probablemente pasará desapercibido porque a los medios les interesa más quién se está pegando carne en el cuerpo y otras mierdas y ridiculeces para llamar la atención, en lugar de prestar atención a la música producida, estamos en un lugar totalmente distinto.

Cuando éramos niños (sí, cumpliré 108 este año) había solamente un puñado de artistas que eran grandes porque tenían que serlo.

Puedes elegir no seguir a algunos, pero la mayoría se ganaban y merecían su éxito, y ninguno sonaba igual al otro. Ninguno.

Vivimos en un “McMundo” que se mueve demasiado rápido. Ahora incluso las drogas son un asco. Quiero decir, cuando era joven y las consumía nunca terminaba desnudo, salivando espuma, o intentaba comerme la cara de alguien más.

Hora de poner Dark Side of the Moon y relajarse.

Tengan un buen día y ojalá la buena música regrese a llenar nuestros oídos (hay cosas muy buenas, pero saben a lo que me refiero).

Música real interpretada por músicos reales. Están allá afuera, sólo que ya no reciben mucha atención de la prensa, o no la reciben como tal.

Luke

Anuncios

Un pensamiento en “Lukather vs. la música”

  1. Excelente, como musico y artista de la vieja guardia pienso lo mismo. No puedo creer cuando veo gente escuchando canciones que se escucha un auto tune asesino!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s