O’Malley antes de Scott

Por E. J. Valdés

La cuarta de forros es muy clara: “If you’ve ever been eighteen, or confused, or both, maybe you should read this book”. Y es cierto. Lost at Sea fue la primera novela gráfica de Bryan Lee O’Malley, a quienes la mayoría ubicarán como el creador de Scott Pilgrim (de hecho, si solamente han visto la película mejor échenle un ojo a las novelas) y, a diferencia de lo que vino después, es una historia melancólica, obscura e introspectiva, con mucho menor influencia del manga (aunque algo hay, sin duda), los video juegos y otros elementos pop. Leerla conociendo Scott Pilgrim es como echar un ojo a una suerte de prototipo, como jugar Mega Man 1 luego de terminar Mega Man 2. Y es una cosa bastante interesante.

El argumento es el siguiente: Raleigh es una chica canadiense de 18 años que viaja por carretera desde California hacia Vancouver con otros tres chicos, Ian, Dave y Stephen, a quienes no conoce pero por alguna razón va con ellos de todas maneras. Raleigh es sumamente introvertida y poco a poco permite que lectores y tripulantes del automóvil asomen a un pasado en el cual hacen eco palabras como “divorcio”, “mejor amigo” y “ex novio”. Y digo ecos porque eso es realmente lo que son: fragmentos de una historia que ella misma no quiere acabar de contar. Asimismo, revela que ella asume su timidez y frialdad al hecho de que no tiene alma, pues ésta huyó de su cuerpo en la forma de un gato y, desde entonces, su vida está llena de vacío. De hecho, el único motivo por el cual viaja con los chicos es porque espera encontrar en el camino tanto su alma como el propósito de su vida.

Lost at Sea es una historia breve de autodescubrimiento en la cual O’Malley presenta de manera muy convincente los miedos, angustias y ansiedades de una chica que no tiene del todo claro quién es, qué quiere y a dónde se dirige (cuestiones con las cuales muchos lectores nos sentiremos identificados). Quizá el único detalle negativo que señalaría es que la narrativa llega a sentirse desordenada a ratos, como si uno entrase a una habitación llena de calcetines regados y tuviera que acomodarlos por pares y ponerlos en su lugar. Esta novela puede encontrarse entre los títulos de Oni Press, solamente en inglés.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s