Of music and love honrando al Bardo - Fotografía por Jessica Tirado Camacho

OF MUSIC AND LOVE, HONRANDO AL BARDO: Mario Iván Martínez en el sexto día del FIT Héctor Azar

No importa cuánto tiempo nos separe de él, la literatura de William Shakespeare siempre nos parecerá contemporánea. El día de ayer, 26 de noviembre se presentó en el Teatro Principal la obra Of music and love honrando al Bardo. Homenaje a William Shakespeare, 450 años interpretado por el grupo Armonicus cuatro, integrado por Mario Iván Martínez, Lourdes Ambriz, Nurani Het y Martín Luna.

La polifonía de los cantos medievales e isabelinos, la irreverencia de los cantos populares, la tragedia de Lucrecia, la maldad de Ricardo III, el ensoñador mundo de Sueño de una noche de Verano y sobre todo, la increíble fuerza expresiva de los versos de William Shakespeare.

A lo largo de la obra se nos ilustró el mundo del bardo inglés, mediante canciones, interpretación de fragmentos de obras o de sonetos, relatos de la vida de los personajes ilustrados o aludidos en sus obras, todo para construir un viaje en el tiempo hacia la Inglaterra de su majestad la reina Isabel I.

Al finalizar la obra Mario Iván Martínez pudo conversar un momento con nosotros:

CC: ¿Qué le ha aportado William Shakespeare en su carrera?

Mario Iván Martínez: La primera vez que vi a mi madre actuando fue interpretando a la reina Titania en “Sueño de una noche de verano” en el Palacio de Bellas Artes con todo el cuerpo de ballet del INBA interpretando a las haditas. Después tuve la fortuna de interpretar a Yago en “Otelo” en la Compañía Nacional de Teatro e irme a estudiar a Inglaterra con la Compañía de Música y Arte Dramático de Londres donde me contagiaron más el gusto por este autor que naturalmente como actor a quién le dan pan que llore. Como mencionaba hace rato, el reconocimiento que se le hace a Shakespeare no es sólo un factor ideológico, intelectual sino el gran contenido humano que hay en sus obras desde las más tremendas aberraciones, el asesinato hasta las más excelsas virtudes, la gratitud, la generosidad, el amor filial están representados en los más disímiles personajes y la capacidad que él tiene de sentir en carne propia lo que sienten personajes tan diversos desde Julieta una niña enamorada de unos catorce, dieciséis años a un Ricardo III el villano más retorcido de la historia, un drama histórico como Enrique V hasta el panzón Falstaff que no nos deja de hacer reír en “Las alegres comadres” o “Enrique IV”. Me ha dejado grandes posibilidades interpretativas inagotables y lo que le deja al actor es la posibilidad de personajes durante toda tu vida, puedes interpretar a Romeo cuando tienes dieciséis o veinte años hasta el Rey Lear si tienes fuerza todavía. Tiene personajes para toda la vida.

CC: Muchas gracias Iván.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s