La Salada - Póster

La película decantó sola: entrevista a Juan Martín Hsu

La Salada - Póster
La Salada – Póster

Este fin de semana se llevó a cabo el Festilval Ternium de Cine Latinoamericano en el auditorio del Museo Amparo. En este festival se presentó La Salada, una película argentina que explora las relaciones que se forjan en las fronteras interpersonales teniendo esta famosa feria como escenario. Tuvimos la oportunidad de hablar con el director del film, Juan Martín Hsu, y esto fue lo que nos dijo.

José Luis Dávila: Quisiera empezar preguntándote, ¿qué tanto hay de ti en los personajes?

Juan Martín Hsu: Hay bastante; por lo menos en todos los personajes hay algo de mí. Ideas, pensamientos o emociones que van teniendo, algunas situaciones o me pasaron a mí o a alguien cercano. En general, la sensación emocional de soledad y desarraigo es algo que me cruza; por mi familia, por ejemplo, mi madre vive en Taiwan hace muchos años y estar distanciados tanto tiempo. Son muchos puntos que me conectan a los personajes.

La Salada - Fotograma
La Salada – Fotograma

JLD: Siempre se habla de lo difícil que es hacer cine independiente, pero ¿qué tan divertido fue hacer la película?

JMH: Lo más divertido fue el proceso de guión, personalmente, y en el montaje, pero al momento del rodaje sufrí mucho. Pero hubo buenos momentos, momentitos contados que me pasé bien, porque al tener tan poco dinero y tantos problemas era estar lo mejor posible ante todos los inconvenientes que íbamos teniendo, y era todos los días preguntarme si esto iba a funcionar porque era todo tan caótico. Me costó mucho el rodaje, pero toda la parte de la postproducción fue la que más disfruté.

JLD: Pasaron siete años desde que inició la idea hasta ahora verla ya siendo presentada, ¿qué cambió en esos siete años sobre tu mirada ante la cinta?

JMH: Veo una y otra vez la película y me sigue cambiando, no pienso lo mismo desde la primera proyección hasta esta última de ahora. Cada vez va cambiando y va tomando una diferente mirada. La película decantó sola, la película misma tiene una vida propia para mí, iba creciendo sola y se iba armando, lo único que podía decir era “esto no, esto no, no funciona”, no sabía muy bien qué era el “sí” pero sabía qué “no”. Íbamos corriendo todo el quilombo que tenía y de a poco fue decantando a la película. Hoy en día tengo las críticas personales y me hacen pensar para lo próximo que haga o repensar “por qué hicimos así, por qué está así, por qué habíamos hecho esto”.

La Salada - Fotograma
La Salada – Fotograma

JLD: Se suele preguntar sobre cómo se elije a los actores, pero ¿cómo fue la elección de tu equipo técnico de trabajo?

JMH: Casi todo el equipo de trabajo son amigos míos, o sea que eran todos operaprimistas, desde el director de fotografía, el sonidista, el director de arte; todos excepto el productor ejecutivo. Entonces, este era un miedo que tenía el productor de que no funcionara por haber tantos operamprimistas trabajando en la misma película, pero bueno, para mí eso resultó en algo positivo de la película, que sea de alguna manera más fresca, no tan rígida, nos íbamos adaptando a las situaciones. Muchas de las escenas son filmadas sin luz más de lo que había en la calle o en un bar. Como las escenas en el boliche, lo filmamos en esa parte porque ahí había luz. Esta adaptación creo que con un equipo experimentado no hubiera funcionado, no hubieran aceptado hacerlo.

JLD: Ya que hablas de eso, ¿qué fue lo más ingenioso que tuvieron que hacer en el rodaje?

JMH: Todo lo que es el boliche, cuando van a bailar los chicos, era un boliche al que nos metimos con la cámara dentro de la mochila escondida. Era todo oscuro y había sólo un huequito en que había una luz azul, y dijimos “bueno, ché, está buena la luz azul, es el único lugar donde hay luz así que filmamos acá como podamos”. De esa manera filmamos muchas escenas. En otras había que buscar un lugar pues se había caído la locación porque pasaba que la feria era tan inestable que había que re-acondicionar todo y nos adaptábamos a los problemas.

La Salada - Fotograma
La Salada – Fotograma

JLD: Finalmente, ¿qué sigue para ti? ¿Hay algún proyecto que tengas preparado?

JMH: Terminé de filmar un corto, todavía está en postproducción. En este corto trabaja el mismo equipo de gente. Es acerca de un supermercado chino que está en Buenos Aires, y durante el 2001 que hubo muchos saqueos, en el que se atrincheran por una semana. Hacer el corto fue una manera de probar algunas cosas que nos quedamos con ganas en la película, pudimos mejorar algunas cosas y volvernos a equivocar en otras. Y ahora estoy empezando a escribir una segunda película pero de a poquito, en verdad no hay historia ni nada, solo una nebulosa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s