Partitura - Imagen pública

Yo creo

Música - Imagen pública
Música – Imagen pública

por José Luis Dávila

Yo creo, por sobre todas las cosas, en la música. Creo en ese instante desfasado del mundo en el que sumergen las notas, creo en cada pliegue del sonido que envuelve como manta de infancia a quien escucha con atención, creo que las sirenas existen en las voces de otros y por eso el que canta se apasiona, no escucha la propia existencia sino la de los demás en su boca, ya sea que esté cantando para un público o cante siendo el público, da igual, porque no es una vía sentido univoco, es una pista de un solo carril para ir y venir a la vez, para que choquen las subjetividades en estruendo, que se incendien los vehículos que son las notas.

De forma regular, paso al menos dos horas al día escuchando música nueva, reciente o pasada, y mis actividades las ambiento siempre con algo que les vaya acorde: si me toca hacer labores de limpieza, entonces algo de LCD Soundsystem queda perfecto; si voy a leer, Have A Nice Life o Civil Wars; si salgo a caminar tengo un playlist especial, si voy a escribir, dependiendo del tema que lo vaya a hacer, selecciono algo relacionado. No es que las música ayude a realizar estas actividades, pero las hace mucho más placenteras.

El silencio también me gusta para muchas cosas, pero como todo lo demás, tiene sus situaciones especificas en las que se reproduce mejor.

Concierto - Imagen pública
Concierto – Imagen pública

Justo ahora que escuchaba el nuevo disco de The Used, le he puesto pausa para leer lo que estoy redactando, así darme cuenta de si es coherente o si debería borrar todo y comenzar de nuevo. Tal vez ya lo comencé de nuevo, le cambié algo que no me gustaba, tal vez es un texto muy distinto del que quería escribir. Tal vez.

Si escribo todo esto es porque la música poco a poco ha dejado de tener creyentes y ahora solamente tiene espectadores, escuchas que la toman del lado más funcional posible, y esto también se refleja en quienes la producen. La música es tan orgánica que se adapta a los cambios del gusto, pero el gusto ahora parece ser solamente un producto plastificado, ready-made, con fecha de caducidad, que se expende para crear mercados nuevos entorno a figuras y no a la música; y de esto hay en todos los géneros. Así mismo, no es que todos deban gustar de lo mismo, pero todos deberíamos aprender a apreciar la belleza de la música, independiente de un factor de segregación como es el género, por poner un ejemplo, pues la música es una ideología incluyente.

Partitura - Imagen pública
Partitura – Imagen pública

Yo creo en la música, y creo en que quienes escuchan música, la música que sea, sabrán apreciarla en todas sus gamas. Se tiene derecho de no ser partidario de un tipo de música, pero no de descalificarla por ello. Creo en la música, porque al final, más allá de las imágenes o las letras, es la única que no necesita traducción para ser sentida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s