Igualdad - Imagen pública

El día de la igualdad de género

Igualdad - Imagen pública
Igualdad – Imagen pública

por María Mañogil

Poned una fecha cualquiera, la que queráis…A mí se me ocurre una en honor a un buen amigo que fue el que, con un comentario suyo, sincero y honesto, me inspiró para escribir esta columna. El día no tiene importancia…Lo que importa es que la igualdad sea real, sea constante y sea verdadera y que para defender los derechos de unos no se violen los de los otros.

Las mujeres hemos estado discriminadas desde hace siglos, más bien diría que desde siempre. Nunca he entendido el porqué, ya que hombres y mujeres pertenecemos a la misma especie…Aunque tampoco entiendo el porqué se discriminan a otras especies (pero eso es otro tema que merece una columna entera para hablar sobre ello).

Hombres y mujeres somos diferentes, eso es obvio y nadie lo puede discutir, al menos en algunos aspectos sobre todo físicos, pero no sólo esas diferencias se pueden apreciar entre personas de diferente sexo, ya que todos, absolutamente todos somos diferentes. No existe ninguna persona (ni siquiera los gemelos monocigóticos, los cuales comparten el 100% de su ADN) que sea exactamente igual a otra.

A pesar de eso convivimos, o deberíamos convivir como lo que somos: personas diferentes pero parecidas al fin y al cabo.

Deberíamos tratarnos todos por igual, “en todo”. En sentimientos, (ya que todos sentimos), en derechos, en oportunidades…Pero cuando digo en todo me refiero a TODO, no sólo a lo que nos conviene a algunos y algunas.

El hecho de ser mujer no me hace ser ciega ni sorda a las cosas que estoy viendo y escuchando a diario, ni me hace girar la cabeza hacia otro lado para no ver lo que es evidente y lo que mucha gente, (no entiendo la razón) se niega a ver.

Ya que yo antes de ser mujer soy persona, voy a hablar desde un punto de vista neutral y voy a escribir lo que quizás mucha gente piensa y no se atreve a decir: las mujeres porque todavía estamos en lucha contra la discriminación a la que aún hoy se nos somete y reconocer ciertas cosas nos haría parecer sumisas frente a esa discriminación, (lo cual no es cierto); los hombres porque si hablasen de esto serían catalogados automáticamente de machistas y de estar a favor de dicha discriminación hacia la mujer, (algo que tampoco sería cierto).

Igualdad - Imagen pública
Igualdad – Imagen pública

Por suerte o por desgracia, tengo la manía de decir las cosas que mucha gente no  quiere escuchar, al igual que me pasaba en el colegio cuando levantaba la mano para preguntar algo que no sabía y mis compañeros me miraban como si fuese idiota y a mí nunca me importó que lo pensaran. Si de pequeña me traía sin cuidado lo que pensaran de mí, menos me importa ahora que soy adulta. Así que no me voy a callar lo que otros se callen y estoy completamente segura que tanto hombres como mujeres se verán reflejados en este texto. Me gustaría ver cuantos y cuantas lo reconocen abiertamente.

Las mujeres tenemos un día dedicado a nosotras: el 8 de marzo. En honor y en recuerdo a las 130 trabajadoras que murieron quemadas en 1908 mientras reclamaban y defendían sus derechos en sus puestos de trabajo. (Algo digno de admirar y un homenaje muy merecido).

Las madres también tienen (tenemos) nuestro día. Los hombres también, pero sólo y exclusivamente los que son padres, los demás no. Incluso los animales tienen un día dedicado a ellos. Aunque esto, a mi modo de ver tiene escasa importancia, ya que al igual que el día de San Valentín lo veo como un negocio y una incitación al consumismo. Pero sí que es cierto que hay otras cosas que son descaradamente discriminatorias hacia los hombres. Y digo “descaradamente” porque se hacen sin esconderse, delante de ellos y delante de otras personas. Ni siquiera se disimulan. Parece ser que están bien vistas por la sociedad e incluso nos parecen lo más normal del mundo.

No puedo entender que si las mujeres estamos pidiendo desde hace tanto tiempo la igualdad y luchando por ella, ahora, en pleno siglo XXI muchas de nosotras nos dediquemos a intentar hacer lo mismo que hicieron con nosotras. No me parece justo que tengan que pagar por eso todos los hombres, cuando muchos de ellos están a nuestro lado luchando y defendiendo con nosotras nuestros derechos.

Al igual que un día escribí sobre la violencia machista, hoy me veo en la obligación moral de escribir sobre el desprecio y las injusticias a las que están sometidos muchos hombres. Creo que esto es bastante coherente con mi forma de pensar sobre la igualdad de género. Si no lo hiciera me estaría convirtiendo en cómplice de las cosas que estoy viendo demasiado a menudo. Y no quiero.

En el centro de salud que me corresponde por la zona en que vivo sólo hay un especialista en ginecología y es un hombre. Conozco muchas mujeres que simplemente no acuden a sus revisiones por ese motivo, poniendo así en grave peligro su salud. Otras, en cambio no quieren arriesgar su salud, así que, como he dicho antes “descaradamente” piden un cambio de centro donde haya una ginecóloga para ser visitadas allí. Además lo dicen así de claro: “No quiero que me visite un hombre”. La persona encargada de hacer el cambio no pone ninguna pega y ni siquiera le parece mal. Por supuesto que todos tenemos derecho a cambiar de médico si no nos atiende bien el que tenemos, pero ¿por razones de género? ¿Eso no es denunciable? Yo creo que sí, pero nadie denuncia. Si estamos en la caja del supermercado esperando para pagar y un hombre se niega a ser atendido por la cajera por el hecho de ser mujer y pide que le atienda otro hombre, ¿qué pasaría? ¿Llamarían a un cajero para que le cobrara? Yo creo que no. Eso sería un claro ejemplo de discriminación de género y no se permitiría, sin embargo rechazar a un profesional que ha estudiado medicina, (una de las carreras más difíciles que  hay y que posteriormente ha estudiado un posgrado, con el esfuerzo y el tiempo que eso supone) por el simple hecho de ser hombre, no está considerado discriminación.

Igualdad - Imagen pública
Igualdad – Imagen pública

¿Cuántas mujeres contratarían a un hombre como canguro para sus hijos? Yo de momento no conozco a ninguna.  Un hombre está tan capacitado para cuidar a un bebé como lo está una mujer. De hecho, muchos hombres están cuidando a sus hijos mientras su mujer trabaja, o los cuidan los dos porque ambos trabajan fuera de casa y compaginan las dos actividades.

Podría poner muchos más ejemplos pero creo que todas y todos los conocemos de sobra.

Que las mujeres hayamos sido discriminadas todo este tiempo no justifica de ninguna manera que hagamos ahora lo mismo con los hombres. Luchar por nuestros derechos no significa intentar restar los de los demás. De este modo estaríamos haciendo lo mismo que denunciamos. No tiene ninguna lógica.

La igualdad no significa estar por encima de… Ni estar por debajo de…

La igualdad significa estar al lado.

Anuncios

Un pensamiento en “El día de la igualdad de género”

  1. Estoy completamente de acuerdo con lo que dices y, aunque tienes razón y no se ha expresado (en mi caso porque preferiría hacerlo de manera anónima para evitar que me llamen machista), es algo que se vive día a día y por lo cual nadie parece preocuparse.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s