KITSCH-IMAGEN PÚBLICA

So Kitsch me (tercera parte)

TIENDA KITSCH-IMAGEN PÚBLICA
TIENDA KITSCH-IMAGEN PÚBLICA

Por Carolina Vargas

Para Jano, que después de leer esto creo que no volverá a hablarme en su vida.

Es preciso abrirme de capa y sincerarme, ante mi pequeño pero fiel grupo de lectores en este generoso espacio que Cinco Centros me concede semana tras semana…sin ustedes sería nadie, por eso me debo un voto de honestidad ante mi humilde persona y ante ustedes. Yo, la más ruin y canalla de las cínicas, principal detractora de los leggins, Rigo Tovar, el peluche en el tablero y el claxon con la melodía de la lambada.

Yo confieso ante Coco Chanel toda elegancia y sofisticación y ante ustedes queridos hermanos que he pecado mucho de pensamiento, palabra, obra y creación. Por mi culpa, por mi culpa por mi gran culpa, por eso ruego a Cervantes, a Kubrick y las musas para que intercedan por mí ante Atenea, por los siglos de los siglos, santos amén. Y que Dior se apiade de mi alma… quien esté libre de nacadas, que arroje el primer Tv y Novelas…

La última y más indigna de las mujeres. Ante ustedes mi lista de pecados:

10. La sonora Dinamita: No hay nada más irresistible para mis caderas que la combinación de timbales, bajo y trompetas, para buscar la cadenita que Carmen tan generosamente me regaló, ser el errante trovador que anda de picaflor y la mejor declaración de amor en los bailes de quince años con todo y cilindros de gas a los costados esa bella sentencia de “Te deseo a morir”.

SONORA DINAMITA-IMAGEN PÚBLICA
SONORA DINAMITA-IMAGEN PÚBLICA

9. Bisutería de fantasía: Coco Chanel alguna vez dijo que no entendía la obsesión de algunas mujeres por lucir como cajas fuertes ambulantes, desdeñaba el uso de joyas excesivamente llamativas y costosas por considerarlas innecesarias y de mal gusto. Tiempo después, en la década de los veinte Coco incursionó en el diseño de joyas inspirada en las constelaciones y el esoterismo, por supuesto las piezas estaban hechas con diamantes, en palabras de Chanel era el material compacto, pequeño, discreto y elegante más valioso que existe. La realidad es que los diamantes son hermosos pero totalmente fuera de mis posibilidades, así que en mi alhajero cuento con una vasta colección de accesorios de plástico y metal, de todos los colores y tamaños porque no me gusta andar sin adornarme y creo que esos pequeños detalles realzan el look de cualquiera. Porque no hay nada más elegante que las plumas del pavorreal, ¡Claro que sí!

BISUTERÍA-IMAGEN PÚBLICA
BISUTERÍA-IMAGEN PÚBLICA

8. Doña Lucha: Porque una como quiera…pero las creaturas. Esta frase ha sido repetida generación tras generación por un ejército de madres sufridas y abnegadas, esas que usan el ojo Remi y el chantaje para salirse siempre con la suya, porque el amor de una madre no tiene límites y eso queda más que claro con las 14 horas de trabajo de parto sin anestesia que nuestras sacrosantas madrecitas tuvieron que soportar para parirnos. Una madre haría lo que fuera desde una  sopa de cominos hasta librarnos de cualquier chacal o de cualquier lagartona, porque nadie, absolutamente  nadie, es digno para sus retoños.

DOÑA LUCHA-IMAGEN PÚBLICA
DOÑA LUCHA-IMAGEN PÚBLICA

7. Las revistas de chismes: Aquí sí es algo en lo que todos hemos caído, y por una razón muy simple, todos hemos ido a cortarnos el pelo, al dentista, al médico o perder tiempo en alguna sala de espera, y lo reconozcan o no ese TvNotas del 2002 que está sobre la mesita de centro guiñándonos el ojo para ser abierto y quedar atrapado entre sus páginas rebosantes de inmensa sabiduría farandulera, porque en este país para salir en televisión no es necesario haber terminado la primaria, cualquier pelagatos sale por canal 2 en horario estelar, ya sea por interés, curiosidad o puro morbo, todos hemos caído en la tentación de enterarnos de la vida ajena, de burlarnos de la tragedia humana o simplemente meternos en donde no nos importa. El morbo creo yo es el principal detonante de la actitud kitsch.

TV NOTAS-IMAGEN PÚBLICA
TV NOTAS-IMAGEN PÚBLICA

6. Los memes: Invadieron la red y se volvieron virales, dicen que una imagen vale más que mil palabras y yo estoy más que convencida de que así es. Tengo una importante colección de memes que encierran enormes lecciones de sabiduría popular, cada uno más cagado que el anterior, algunos los he sacado de internet y otros más han sido de mi creación porque hay cosas que necesitan ser dichas y para muchas de ellas no hay nada mejor que un meme.

MEME WILLY WONKA-IMAGEN PÚBLICA
MEME WILLY WONKA-IMAGEN PÚBLICA

5. La lucha libre: Circo maroma y teatro, sentarme en la porra ruda, sacar mi repertorio de palabras soeces y corte de mangas, para amenizar el combate cuerpo a cuerpo de dos hombres en mallitas. Sentarme en medio de la porra ruda y mentarle la madre a los técnicos, gritar como energúmeno es una de las sensaciones más liberadoras que he experimentado en la vida. Nuevamente el morbo y el cavernícola que llevo dentro me hacen disfrutar de un espectáculo violento y mamador que al menos por un momento me remite al circo romano, ahora ya no se sacrifican vidas, se sacrifican la dignidad y la vergüenza, le guiñamos el ojo a la muerte mientras le damos un bello recordatorio familiar. Pinches técnicos la porra los saluda…

LUCHA LIBRE-IMAGEN PÚBLICA
LUCHA LIBRE-IMAGEN PÚBLICA

4. Culebrones: Mi infancia transcurrió frente a la televisión, el melodrama fue mi oso de peluche y la dramatización fue mi nana, eso me trajo muchísimas neurosis en mi vida de adulta. Para mi sorpresa descubrí que no soy la única dañada por eso. Las telenovelas son la culminación de lo kitsch, escenografías y actuaciones acartonadas, damas de sociedad ataviadas con estolas de plumas y maquillaje de tres pesos, mustias de wonderbra y galancetes de octava mentalmente castrados por síndromes infumables –Otelo y Edipo los más comunes-. Yo vibre con Catalina Creel y su muerte apoteósica en la que nos demostró que se puede ser cabrona hasta en el último momento, reí y llore con Bety la Fea  y un cachito de mi corazón se rompió junto con el suyo, no supe decidir entre Dos mujeres y un camino, detesté a la maldita lisiada y hasta la fecha mi corazón se acelera con el eterno soundtrack del suspenso cuando están a punto de revelar la más amarga de todas las verdades “Luke…yo soy tu padre”…

CATALINA CREEL-IMAGEN PÚBLICA
CATALINA CREEL-IMAGEN PÚBLICA

3. El cine de ficheras: Angélica Chaín, LynMay, Meche Carreño, Leticia Perdigón,  Marcia Bell y la reina de todas, la fichera de ficheras, mi consentida: Sasha Montenegro; todas ellas mariposillas de medianoche, todas ellas reinas del talón y de la noche, cabareteras de tanga fácil, se hacían acompañar de un séquito de irresistibles galanes: Alberto Rojas “el Caballo”, Rafael Inclán, Jorge “Ropero”, Andrés García, Choforo y el master supremo, únicamente superado por Mauricio Garcés, el garañón de garañones Alfonso Zayas. Que habría sido de la industria del cine en la década de los 70’s, sin este extraño fenómeno de sexicomedias de bajo presupuesto y hartas encueradas. El cine de ficheras marcó todo un hito en la cinematografía nacional, evidencio el gusto y el criterio de la sociedad de aquella época y su doble moral –porque una nunca es suficiente- ganancias millonarias, fama y excesos para los productores y los involucrados,  escándalos presidenciales, drogas y personajes que automáticamente se colaron en la cultura popular y se volvieron de culto. Hasta el día de hoy somos un nutrido grupo de seguidores que disfrutamos de estas historias, simples y de mucha pobreza narrativa, pero de una riqueza cultural impresionante en donde el albur, la música arrabalera, la moda, el cabaret y el humo del cigarro convergen para presentar un producto 100% mexicano inigualable, amado por muchos odiado por otros, pero de una valía innegable, nos guste o no, es parte de nuestro imaginario actual, porque en cada esquina del barrio existe el peladito que se siente galán, la jotita closetera y cala machos, la mustia buenona de la cuadra, la putona que ha desvirgado a tres generaciones de calenturientos, la teporochita que se anda cayendo en cada esquina y nos remite a la entrañable “Corcholata”.

LAS FICHERAS-IMAGEN PÚBLICA
LAS FICHERAS-IMAGEN PÚBLICA

2. Tropicalísimo Apache: Llorá corazón llorá, llorá corazón llorá que tu lagunero no vuelve más, ya se va tu lagunero negra se va para no volver…” Ya olvidé la cantidad de veces que he cantado esta canción, cada vez que me he ido de mi tierra lo hago. Yo nací y crecí en la polvosa y bien amada Comarca Lagunera, de niña escuchaba la música de mis mayores, casi toda la deseché al llegar a la adolescencia, renegué de la escasa educación musical que me dieron y adopté gustos propios, sin embargo hubo una pequeña gloria local llamada Tropicalísimo Apache que por más que lo intenté no pude dejarlos atrás y hasta la fecha forma parte mi playlist. Este grupo musical adapto cumbias colombianas al léxico e imaginario no solo mexicano, sino lagunero, sus ritmos y letras eran la mejor crónica de lo que pasaba y se vivía en la Laguna en aquellos dorados años 80’s. Ahora a mucho tiempo y distancia de aquellos años, recuerdo las tardes en las que mis tías en aquel entonces adolescentes, ponían sus cassettes de Apache y bailaban cumbia lagunera mientras limpiaban la sala. Y como pequeña anécdota sentimental, hace un par de meses al abordar un microbús no pude evitar derramar un par de lágrimas cuando en las bocinas de la unidad comenzó a sonar la melodía de mi niñez, el recuerdo de mis primeros años y de las primeras canciones que aprendí de memoria, me emocioné muchísimo al sentir un pedacito de la Laguna tan cerca, su mayor gloria local después del equipo de fútbol, en estas latitudes en las que nadie los conoce y no significan nada.

TROPICALÍSIMO APACHE-IMAGEN PÚBLICA
TROPICALÍSIMO APACHE-IMAGEN PÚBLICA

1. Mis vidas adoradas, tesorotes, chacalones y mis mujeres engañadas. Ya llegó su majestad la cumbia,  la Tesorito, el Huracán Tabasqueño, saquen un Tv y Novelas por si no saben quién soy mendigas.Rebeca Valderraín no sería nadie sin Laura León (o cualquiera de sus vestidas), su carisma e inigualable estilo han hecho de ella un referente cultural único e irrepetible. Adorada por la comunidad LGBT y uno que otra jota-dependiente como yo, Laura León es la señora buena onda, la tía vulgarzona y cariñosa que todos tenemos. El personaje se comió a la mujer y valía reside justamente en eso, en el personaje que construyó de sí misma, sus ostentosos vestidos, medias de nylon, vestidos de lamé, plumas, chaquirones, pelucas platinadas, su actitud positiva, la miel que escurre cada vez que habla y mi elemento favorito que me hace adorarla profundamente: su falsete y el dramatismo que le pone a todo lo que hace. Laura León es una de las personalidades que más admiro por su autenticidad, su naquez es algo secundario, ella es toda actitud y para eso se necesitan huevos; al fin y al cabo “es caramelo, tesoro, caramelo, papawww…”

LA TESORITO-IMAGEN PÚBLICA
LA TESORITO-IMAGEN PÚBLICA
Anuncios

2 pensamientos en “So Kitsch me (tercera parte)”

  1. jajaja excelente entrada, morí de risa y me identifiqué con muchos puntos TESORO. Creo que dentro llevamos a una arrabalera de clóset, eso y la irresistible colección de tvynovelas de la estética mugrienta de la esquina…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s